EFEJohannesburgo

La coordinadora para África del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), Angela Quintal, y su colega Muthoki Mumo, representante de África subsahariana, fueron liberadas hoy en Tanzania tras pasar la noche detenidas por motivos desconocidos, confirmaron fuentes oficiales sudafricanas.

"La periodista de Sudáfrica, Angela Quintal y su colega están de vuelta en su hotel", anunció en su cuenta de Twitter el Departamento de Relaciones Internacionales y Cooperación sudafricano (Dirco).

"La embajadora de Sudáfrica (en Tanzania), Thami Mseleku, se reunirá con ellas para discutir los eventos de la noche anterior. Después consultará a las autoridades tanzanas", detalló Dirco.

En un comunicado, la CPJ también ha confirmado la liberación de las dos periodistas y ha pedido a las autoridades tanzanas que acaben con la represión de la prensa en el país.

Las dos informadoras fueron arrestadas el miércoles por la noche en la habitación de su hotel en Dar es Salam y escoltadas a un lugar desconocido por agentes de la autoridad de inmigración de Tanzania.

Se desconoce el motivo, ya que las dos periodistas viajaron al país en una misión de información para el CPJ, según comunicó ese organismo.

Esa misma noche, sus perfiles de Facebook y Twitter fueron desactivados, situación que se mantiene hasta ahora.

"Nos preocupa la seguridad de nuestros colegas Angela Quintal y Muthoki Mumo, quienes fueron detenidas mientras visitaban legalmente Tanzania", afirmó ayer el director ejecutivo del CPJ, Joel Simon, en un comunicado de prensa.

Según el CPJ, los agentes registraron las pertenencias de las mujeres y confiscaron sus pasaportes, que les devolvieron este mediodía.

"Angela Quintal y Muthoki Mumo viajaron a Tanzania para entender los problemas a los que se enfrenta la prensa tanzana para informar al público", dijo hoy Simon en un comunicado y calificó de "profundamente irónica" esta detención.

El Comité para la Protección de los Periodistas es una organización apolítica, sin fines de lucro, fundada en 1981 para luchar contra los abusos a la prensa y fomentar la libertad de expresión en todo el mundo.