EFELas Palmas de Gran Canaria/Santa Cruz de Tenerife

Los fuertes vientos, las altas temperaturas y la falta de visibilidad a causa de la calima complican este domingo la lucha contra los incendios en Canarias y el tráfico aéreo en las islas, que permanece inoperativo en Gran Canaria y Lanzarote.

El fuerte viento, de hasta 163 kilómetros en las cumbres de Tenerife, según los datos de la Aemet, y la densa calima que afecta a la isla y a toda Canarias impiden actuar a los medios aéreos en los diferentes focos activos en varias islas.

El incendio forestal que se inició en la Degollada de Tasarte, en el municipio grancanario de La Aldea de San Nicolás, mantiene confinados desde anoche en una playa a unos 200 vecinos del barrio de Tasarte, que fueron evacuados después de que el foco avanzara en dirección a la reserva natural de Inaugua.

En Tasarte, según ha relatado el alcalde de La Aldea de San Nicolás, Tomás Pérez, varias viviendas han resultado afectadas por el fuego, al igual que el palmeral del casco, si bien lo que preocupa es su evolución en la parte alta de este término municipal.

El foco llevó al Cabildo a pedir la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha destinado 27 militares y tres autobombas al dispositivo de extinción.

El de Tasarte no es el único incendio forestal que preocupa en las islas este domingo.

El Cabildo de Gran Canaria ha prevenido a los vecinos de Tejeda, que se encuentren cerca del Roque Bentayga, donde se ha declarado otro incendio, de que se preparen y sigan las instrucciones de los servicios de emergencia, ante la posibilidad de que tenga que procederse a su desalojo.

Y en Tenerife unas 70 personas del barrio de Las Candias, en el municipio de La Orotava, han sido desalojadas de sus viviendas por precaución, debido al inicio de un incendio en las proximidades.

Este fuego afecta a la carretera que une los municipios de La Orotava y Los Realejos, y se trabaja para evitar que las llamas afecten a las viviendas.

A los vecinos de Las Candias, el segundo conato de incendio que durante el domingo afecta a La Orotava, después de que se haya controlado en que afectó al barrio de Colombo, se les ha ofrecido ir al pabellón Celestino Mesa.

Las condiciones climatológicas en el archipiélago, que sigue en alerta por esta situación, han obligado este domingo a suspender o restringir de nuevo la actividad en algunos de las infraestructuras aeroportuarias, como ya pasó este sábado.

El aeropuerto de Lanzarote ha cesado en sus actividades debido al fuerte viento y la calima, según Aena, que ha indicado que el tráfico aéreo que se dirige a los aeropuertos canarios será desviado a otros aeródromos como los marroquíes, en los que se podrá aterrizar con seguridad.

Tenerife Sur opera con restricción en el número de llegadas, lo que genera retrasos pero no incidentes destacables, señala el Cabildo en un comunicado. Tenerife Norte opera con normalidad, aunque la operatividad se ajustará a la evolución meteorológica.

Aena ha comunicado la decisión de desviar los vuelos minutos después de haber advertido de que el aeropuerto de Gran Canaria, que ha vuelto a quedar este domingo inoperativo por el fuerte viento y la densa calima que afectan a Canarias, no prevé aceptar operaciones hasta las 20.00 horas.

El aeropuerto de Gran Canaria ya tuvo que cortar la tarde de este sábado, hasta las 22.00 horas, sus operaciones por las condiciones adversas que mantienen a las islas en alerta, que afectaron a unos 230 vuelos.

La meteorología ha afectado además a parte de la programación del carnaval, que se ha suspendido hoy en Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife se ha retomado a primera hora de la jornada.