EFEMadrid

Los datos de los últimos días, y también los que se han conocido hoy, alientan el optimismo en España, ya que casi todas las comunidades han vuelto a experimentar un ligero alivio en sus cifras de contagios, hospitalizados, enfermos en UCI y de muertes, a pocas horas de que finalice el estado de alarma.

Las comunidades se preparan ahora para tomar el mando de la situación sanitaria en cada una de ellas y, para ello, han tenido que establecer sus propias restricciones para controlar, precisamente, la evolución de la pandemia, e incluso varias han recurrido a la Justicia para imponer limitaciones, especialmente las que afectan a la movilidad.

Un hecho que, pese a esa tendencia a la baja en los datos de casi todas las autonomías, hace que, sin embargo, el país contenga todavía el aliento hasta conocer cómo reaccionan los ciudadanos y comprobar cómo impacta en la evolución de la pandemia el alivio de muchas de las restricciones como el toque de queda, la supresión de cierres perimetrales o la modificación de horarios en la hostelería.

LAS CCAA TOMAN EL MANDO

Mientras las comunidades autonómicas (CCAA) van ajustando y comunicando las medidas que se van a implementar tras el estado de alarma, continúan los vaivenes judiciales y algunas Administraciones recurren a la Justicia en busca de un aval que dé cobertura jurídica a las restricciones que quieren imponer, especialmente las que afectan a la movilidad.

Los tribunales superiores de Baleares, la Comunidad Valenciana y Cataluña ya se han pronunciado y consideran justificado mantener el toque de queda o limitar las reuniones por la situación sanitaria; no así el del País Vasco, que estima que el ordenamiento jurídico no permite acordar estas medidas fuera del estado de alarma.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha ratificado las medidas sanitarias de restricción de la movilidad en cinco zonas básicas de salud y queda por conocer si el de Navarra permitirá limitar las reuniones a un máximo de 6 personas y mantener el toque de queda.

El resto de comunidades han establecido limitaciones de aforos y de horarios en hostelería, comercios, teatros, auditorios, museos, lugares de culto o instalaciones de deportivas. La mascarilla seguirá siendo obligatoria.

A partir de mañana se podrá viajar entre comunidades autónomas -salvo en áreas concretas de alta incidencia que sean susceptibles de poder cerrarse- y el toque de queda se levantará de forma generalizada en los territorios.

BUEN RITMO DE VACUNACIÓN

El Ministerio de Sanidad actualizará el lunes las cifras, y entonces se conocerá que el país ha superado por primera vez la cifra de 20 millones de dosis administradas y que más de 6 millones de personas han recibido en España la pauta completa contra el SARS-CoV-2, responsable de la covid-19.

Avanza la vacunación, mejoran las cifras y se van cerrando también algunas de las polémicas de los últimos días, entre ellas por el lento ritmo de vacunación de los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil en Cataluña, que motivó la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para que se inmunizara a los miembros de estos cuerpos con la misma proporción que a los Mossos d'Esquadra.

MEJORAN LOS DATOS

Los datos que se han conocido durante las últimas horas, provenientes de las comunidades autónomas, revelan una estabilización de la situación epidémica y que los principales y más importantes indicadores siguen a la baja.

Los nuevos contagios y fallecimientos en Andalucía han descendido, al igual que la tasa de incidencia, ya que han sido 1.298 nuevos casos, frente a los 1.515 de ayer, y 6 muertos, cuando ningún día de la semana han bajado de 10.

En Galicia se han ha registrado 191 contagios en las últimas 24 horas, lo que supone 4 menos que el día anterior, en una jornada en la que también ha descendido la presión hospitalaria, tanto en UCI como en planta, y en la que no se ha producido ningún fallecimiento.

Los indicadores mejoran también en Cataluña, donde continúa la reducción del número de pacientes hospitalizados en planta y en las UCI, aunque en las últimas 24 horas se han registrado todavía 1.309 contagios y 20 defunciones.

Cantabria ha anotado también dos nuevos fallecidos en las últimas 24 horas, pero ha informado de una reducción del número de contagios y de una tendencia descendente de la incidencia acumulada, aunque 26 personas siguen hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos.

La tasa de positividad ha descendido también en el País Vasco, donde 174 personas permanecen ingresadas en cuidados intensivos.

En Baleares se han diagnosticado 49 nuevos casos en las últimas 24 horas y ha sumado un nuevo fallecimiento, aunque se produjo en marzo, lo que ha elevado a 829 el número de personas muertas a causa de la pandemia en esta comunidad.

En Navarra los nuevos casos han vuelto también e descender, después de que en la última jornada se contabilizaran 112 nuevos positivos, y Aragón ha notificado 276 nuevos contagios y un fallecido en la provincia de Zaragoza.

En Murcia se registraron en la última jornada 78 nuevos contagios, cifra ligeramente inferior a la de días anteriores, pero lleva desde el miércoles sin contabilizar fallecidos por esta enfermedad.

Asturias registró ayer, viernes, 38 nuevos contagios, 28 menos que el jueves y la cifra más baja desde el pasado 9 de septiembre, en una jornada en la que se produjeron dos muertes.

Castilla y León ha reportado 323 nuevos casos (seis menos que el día previo), y dos decesos; Extremadura ha notificado 62 positivos, la Comunitat Valenciana 127 contagios y cinco decesos, y Canarias, 100 casos y 2 muertes.