EFEMadrid

Los médicos internos residentes (MIR) de Madrid han iniciado este lunes una huelga indefinida "contra la explotación" y por un convenio laboral "digno", ya que aseguran que son los segundos peor pagados de España, "solo por detrás de Canarias" y que los hospitales los utilizan como "mano de obra barata".

4.600 trabajadores residentes en formación -médicos, enfermeros, personal de farmacia o radiofísicos- están llamados a la huelga a partir de este lunes tras fracasar las negociaciones con la Comunidad de Madrid para mejorar sus condiciones.

El primer día de la huelga indefinida, con un seguimiento del 95 % según los convocantes y del 43,8 % según la Consejería de Sanidad, ha comenzado a primera hora con manifestaciones de los MIR ante las puertas de sus hospitales.

A continuación, han trasladado la protesta a las puertas de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con la participación de unos 2.000 residentes según los convocantes.

Coreando cánticos como "Isabel Ayuso, esto es un abuso", "La vocación no nos da de comer", "Sin convenio no trabajamos" o "Lo llaman formación y no lo es, es explotación", los manifestantes han marchado ataviados con batas blancas y pancartas con mensajes como "MIR=médico low cost" o "Llevo 24 horas trabajando, ¿te atiendo?".

Ante los servicios mínimos "abusivos", fijados en el 100% para las guardias y que han sido recurridos, los manifestantes coreaban "No estamos todos, faltan los de guardia, ¿dónde está el derecho a huelga?".

Los residentes reivindican su papel fundamental durante la pandemia, "dejándose la piel con sueldos de becarios, sin límites de horario", y critican que en Urgencias asumen "responsabilidades que no les corresponden” al atender "solos a pacientes incluso graves", según algunos testimonios de trabajadores del hospital Ramón y Cajal.

Otros MIR aseguran que en muchos casos los hospitales les "presionan" para trabajar "sin libranza tras guardias de 24 horas" y atender pacientes "con limitada o nula supervisión de un médico adjunto".

El número de residentes por médico supervisor varía según los hospitales. "Los MIR del 12 de Octubre hicieron huelga hace dos años por tener 17 residentes para dos supervisores. En el Ramón y Cajal hemos llegado a 15 residentes por médico adjunto. La presión psicológica es enorme", según una residente de este hospital.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, se ha declarado "dispuesto" a negociar las reivindicaciones, aunque ha dicho que "el grueso" está fuera de las competencias autonómicas, por lo que lo elevará al Ministerio de Sanidad.

Una portavoz del Comité de huelga, Susana Pardo, ha criticado que la Consejería “ni se leyera” la propuesta de convenio, de 88 páginas, que le entregaron y que les pida “desconvocar la huelga sin proponer nada a cambio”.

"Somos personal en formación, aprendiendo a ser especialistas con la supervisión adecuada y esto no se cumple. Soportamos un gran peso asistencial", sobre todo en urgencias, además de horas extras, según Pardo, que denuncia que "vulneran" sus derechos "de muchas formas", "aprovechándose" de ellos.

Asegura que desconvocarán la huelga si les ofrecen "algo firme, como ya se ha conseguido en Murcia", donde el Gobierno regional está analizando la propuesta de los MIR, según la portavoz.

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, ha acudido a apoyar la manifestación, donde ha pedido al Gobierno regional que "escuche a los residentes, que se dejaron la piel" en la crisis de COVID-19 "para defender la vida de todos" y se merecen "una negociación para un convenio justo".

Para el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, que también ha asistido a la protesta, los MIR fueron "auténticos héroes que piden algo tan sencillo como derechos laborales justos" y ha criticado que la presidenta regional no quisiera "ni siquiera recibirles".

La huelga continuará en jornada ordinaria todos los lunes y durante las guardias el resto de la semana.

"Estamos seguros de que los hospitales lo van a notar, porque somos su columna vertebral. No somos personal estructural y nos utilizan como tal", asegura Pedro, MIR del 12 de Octubre.

El vicepresidente del sindicato de médicos AMYTS, Daniel Bernabéu, que apoya la protesta, explica que "en teoría los hospitales deberían poder funcionar sin los residentes, pero como han reducido al mínimo las plantillas de muchos servicios, los MIR se han vuelto imprescindibles".

Por ello, dice, la Comunidad de Madrid "ha decretado servicios mínimos del 100%" para paliar este "deterioro", pero el objeto de los MIR "no es ahorrar contratos de otros estamentos".

Asegura que "tras guardias de 24 horas se les coacciona para que no libren", algo especialmente grave a su juicio en las guardias del sábado, porque el lunes tienen que volver a trabajar, según Bernabéu que celebra que se "haya empezado a negociar un acuerdo marco" para los MIR en Castilla y León.

En Valencia, por su parte, los MIR han convocado una huelga a partir del 21 de julio para exigir la equiparación salarial con otras comunidades autónomas, que implica un incremento del complemento de residencia, y la de jornada de trabajo y descansos con un médico adjunto.