EFEValencia

El colectivo de los Médicos Interno Residentes (MIR) valencianos se han vuelto a concentrar ante el Palau de la Generalitat este miércoles, jornada en la que se cumplen cien días de la huelga que iniciaron el 21 de julio para pedir un acuerdo laboral "justo y digno".

Ataviados con batas blancas y guardando las distancias de seguridad, han mostrado lemas como "100 días de soledad" y han leído un manifiesto en el que han destacado que esta es la huelga de los MIR más larga en el ámbito nacional, y se han preguntado si "acaso los MIR de Madrid, Cataluña, Castilla y León o Canarias tienen más derecho a reclamar y a denunciar abusos".

En el manifiesto afirman que han demostrado "por activa y por pasiva" su voluntad de "negociar y cooperar", frente a lo que solo han recibido del Consell "silencios incómodos, delegaciones oportunistas y teatro".

"Queremos negociar en condiciones dignas y con interlocutores capaces y competentes", han destacado los MIR, que reivindican que son "el presente y el futuro de la sanidad" y que su voz no se podrá acallar, porque es "la voz de la justicia".

"La voz de aquellos que luchamos día a día contra la muerte es más potente que la de los señoritos de los sillones de cuero y despachos dorados", han señalado en el manifiesto, en el que aseveran que sus valores como colectivo están "más intactos que nunca" y su voz no se acallará, "ni ahora ni nunca".