EFEBarcelona

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos de los ultraderechistas que anoche apalearon a un manifestante independentista en una protesta en Barcelona por la condena a los líderes del 'procés'.

Según han informado a Efe fuentes policiales, la policía catalana ha detenido ya a dos de los diez jóvenes de extrema derecha que atacaron al manifestante, quien resultó herido en la cara tras recibir puñetazos, patadas y golpes con varios objetos contundentes, y sigue investigando para localizar al resto de agresores.

El ataque, ocurrido en la confluencia de las calles Balmes y Roselló de Barcelona, fue perpetrado por un grupo de extrema derecha que se concentró en la plaza Artós en defensa de la unidad de España y, posteriormente, se trasladó al Eixample con la consigna de "cazar" independentistas.

Los ultras golpearon con palos, puñetazos y patadas al joven independentista, hasta que unos viandantes se acercaron y apartaron a los agresores.

Posteriormente, en otro punto de la zona, un grupo de manifestantes independentistas acorraló y apaleó a uno de los ultras que se habían desplazado al Eixample a reventar la protesta contra la sentencia del "procés".

Los Mossos d'Esquadra mantienen abierta una investigación para localizar y detener al resto de autores de la agresión al joven independentista y también tratan de identificar a los autores de la paliza posterior al manifestante ultra.

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha defendido este viernes el dispositivo de los Mossos d'Esquadra en las manifestaciones de signo opuesto que derivaron en esas agresiones.

Fuentes de la consellería han añadido a Efe que la policía catalana optó por no encapsular a los ultras en su recorrido hacia la protesta independentista -estrategia de orden público que consiste en rodear con agentes todo el perímetro de una manifestación- porque la proximidad de activistas de signo opuesto cercanos no lo hacía aconsejable.