EFEBarcelona

Los Mossos d'Esquadra han identificado este miércoles a quince personas para ser investigadas por desórdenes públicos durante el desalojo de la autopista AP-7 a la altura de Girona, aunque la policía autonómica no ha practicado ninguna detención, según han explicado a Efe fuentes del cuerpo.

Un fuerte dispositivo policial integrado por docenas de furgonetas de los antidisturbios de los Mossos y Policía Nacional ha logrado desalojar a los manifestantes independentistas de la AP-7, a su paso por Girona, que después se han desplazado al municipio vecino de Salt, después de más de doce horas de corte de la autopista.

Durante el desalojo y el posterior repliegue en Salt, se han producido momentos de tensión entre los manifestantes, que han lanzado piedras y otros objetos y han levantado barricadas, y los agentes de los Mossos, que han lanzado proyectiles de "foam" para dispersar a los concentrados.

Ante esta situación, la policía catalana ha identificado a un total de quince personas para ser investigadas por desórdenes públicos, si bien no han practicado ninguna detención.