EFEMadrid

Los partidos políticos han fracasado en su intento de alcanzar un pacto para recortar el coste de la campaña electoral, al no superar las discrepancias en asuntos como el techo de gasto o el envío postal de propaganda electoral.

El secretario de Organización de UPN, Jorge Esparza, en declaraciones a los medios en el Congreso, ha calificado de "fracaso en toda regla" el resultado de la segunda reunión mantenida por los partidos en la Cámara Baja.

Pese al desacuerdo, Esparza ha señalado que existe un compromiso individual de cada partido para reducir cada uno los costes de su campaña y se ha mostrado "orgulloso" de haber sentado a la mayoría de la formaciones políticas en torno a una mesa para negociar este asunto.

Una de las principales discrepancias ha radicado en que algunos partidos, como el PP, PSOE y CDC querían recortar respecto al presupuesto real que cada uno gastó en la campaña del 20D, mientas que otros como Podemos y Ciudadanos abogaban por reducir el límite de gasto.

Los que defendían la reducción del gasto real se han comprometido a recortar un 30 % sus respectivas campañas, ahorrando sobre todo en publicidad exterior: vallas, banderolas y otros soportes, a los que los partidos pequeños se niegan a renunciar.

Otro de los puntos de conflicto ha sido el 'mailing' o envío de papeletas a los ciudadanos, en torno al cual han persistido las tres posiciones iniciales: la del PP, partidario de que siga como está; la de Podemos, Ciudadanos y los partidos minoritarios, que pedían un buzoneo conjunto, y la del PSOE, que proponía mantener el de cada formación, pero que se haga más barato.