EFEMadrid

Todos los partidos políticos han considerado dramática la destrucción de empleo en marzo y la oposición ha criticado la gestión del Gobierno para frenar este aumento del paro y ha exigido nuevas medidas urgentes.

La Seguridad Social perdió 833.979 afiliados al cierre del mes de marzo y el número de desempleados ha aumentado en 302.265 personas lo que deja el total de parados en 3,54 millones, según los datos difundidos este jueves por el Servicio Público de Empleo (SEPE).

El líder del PP, Pablo Casado, ha calificado la situación de "devastación económica" y a través de twitter ha urgido "medidas económicas acertadas y no las de este Gobierno, que además está asumiendo las tesis de Podemos".

En este sentido ha propuesto, durante una entrevista en TVE, una remuneración extra para los trabajadores de los sectores considerados esenciales, bien mediante el abono de una paga adicional o bien dejándoles exentos de pagar impuestos durante el estado de alarma por el COVID-19.

El portavoz parlamentario de VOX, Iván Espinosa de los Monteros, ha criticado, en la web de su partido, la "irresponsabilidad" del Gobierno "ante la mayor destrucción de empleo de nuestra historia" y ha advertido de los "efectos catastróficos" de no aprobar una exención del pago de las cuotas a la Seguridad Social generalizada para pymes autónomos.

VOX aboga por que el Estado pague las nóminas de los trabajadores que no pueden trabajar a causa de la crisis durante 3 meses, mientras que aquellos que sí trabajan vean incrementados sus ingresos un 20 % su sueldo bruto.

Desde Ciudadanos, su líder, Inés Arrimadas, ha pedido, a través de twitter, "frenar esta dramática destrucción de puestos de trabajo", más medidas para proteger a las familias, a trabajadores, a autónomos y pymes y un plan de choque económico ambicioso.

"Con cerca del millón de empleos destruidos, urge avanzar con consenso y huyendo de la improvisación para proteger los puestos de trabajo y a quienes los generan", ha puntualizado.

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha dicho que la caída del empleo era "de esperar ante una situación excepcional" y ha calificado, vía twitter, los datos de paro de marzo como "terribles", aunque ha puntualizado que "seguramente serían aún peores si el Gobierno no hubiera flexibilizado los ERTE".

También el responsable federal de Empleo de IU, José Antonio García, ha advertido en un comunicado de que "será muy difícil recuperar el turismo en bastantes meses debido a las restricciones en los viajes" y ha considerado que la "grave subida del paro" muestra que muchas empresas han utilizado relativamente poco el recurso de los ERTE.