EFEMadrid

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el presidente del PP, Pablo Casado, mantienen que el plan Madrid Central de restricción del tráfico ha aumentado la contaminación, pero los datos de las propias estaciones de medición muestran que la polución ha disminuido en la capital.

Tras la moratoria de multas acordada por el Gobierno municipal de PP-Cs y suspendida por un juez, la Comisión Europea ha pedido a España medidas adicionales sobre la calidad del aire.

El Ejecutivo comunitario había decidido en mayo de 2018 no llevar a España al Tribunal de Justicia de la UE al estimar que iniciativas como el área de bajas emisiones Madrid Central iban en la línea correcta.

CASADO: El líder del PP argumenta que Madrid Central "a veces crea más contaminación" porque "la descongestión de vías importantes" del centro "produce que haya más atascos" entre los "vehículos que quieren entrar en la capital". Así lo dijo en una entrevista en Tele 5 el pasado día 10.

MARTÍNEZ-ALMEIDA: "En los 4 años de Carmena y en los 9 meses de Madrid Central, la contaminación ha aumentado en 19 de las 24 estaciones de medición de la ciudad", aseguró el alcalde en su Twitter el pasado día 3, con un texto que iba acompañado de un gráfico con los niveles de polución registrados en cada estación.

DATOS: El nivel de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) correspondiente al segundo trimestre de 2019 -el Gobierno municipal de Manuela Carmena empezó a multar a los infractores el 16 de marzo- es el más bajo desde 2010, comparado con cualquier otro trimestre de la última década, tanto en la estación de Plaza del Carmen (la única dentro de Madrid Central) como en el valor medio de toda la red.

En concreto, entre abril y junio de este año se registró un valor medio de NO2 de 24,6 microgramos por metro cúbico (µg/m3), el menor en el segundo trimestre de los últimos diez años.

En este tiempo, la media de dióxido de nitrógeno en la red de medidores ha sido de 29,7 µg/m3 y su mayor pico de contaminación, de 38, en 2011, según el informe sobre el efecto de Madrid Central correspondiente a junio elaborado por Ecologistas en Acción.

El Gobierno municipal PP-Cs basa su afirmación sobre el aumento de la polución en 19 estaciones en los valores medios registrados en cada una de ellas entre el 30 de noviembre de 2018 -cuando entró en vigor Madrid Central, aunque sin multas- y el pasado 18 de junio -un día después de que Martínez-Almeida anunciara que iba a dejar de multar- y su comparación con el mismo periodo del año anterior (noviembre de 2017 a junio de 2018).

Sin embargo, esta comparación es engañosa porque mezcla meses de Madrid Central sometidos a multas -de mediados de marzo a junio- con meses libres de sanciones -de diciembre a mediados de marzo-, con un impacto diferente sobre el tráfico.

Además, no tiene en cuenta las diferentes condiciones meteorológicas entre los primeros meses de 2019, que han sido secos -lo que tiende a incrementar los niveles de polución-, y los de 2018, que fueron lluviosos.

Por este motivo, lo más riguroso es comparar los meses de aplicación de Madrid Central (segundo trimestre de 2019) con el promedio del mismo periodo correspondiente a todos los años anteriores a partir de 2010, cuando empezaron a medirse los niveles de NO2 en la capital de España.

Aún así, la comparación oficial de Martínez-Almeida refleja un descenso de la contaminación del 17 % entre junio de 2018 y junio de 2019 y en la única estación medidora existente dentro del área de 4,7 kilómetros cuadrados de Madrid Central.

Esa estación, la de la Plaza del Carmen, cerró el pasado día 30 de junio el trimestre con el nivel más bajo de contaminación desde 2010, algo que también ocurre con los niveles medios de NO2 de toda la red de medición.

Incluso cuando se compara la media de los valores registrados en todas las estaciones entre noviembre y junio siguiente de cada año desde 2010, como plantea el Gobierno municipal del PP, se observa que el periodo correspondiente a 2018/2019 es el tercero con menor índice de polución (con una media de 39,2 µg/m3), por detrás de los mismos meses en 2012/2013 (34,8) y 2013/2014 (37,2).

Por su parte, Casado también habla del aumento de la congestión en el perímetro exterior de Madrid Central debido a las restricciones de tráfico en esta zona, y basa estas afirmaciones en los datos recogidos por el área municipal de Medio Ambiente y Movilidad.

La información recabada por el consistorio "demuestra que se ha reducido la velocidad media tanto dentro de Madrid Central como fuera. A menor velocidad, más atascos y menor fluidez de tráfico", recoge el documento de la Concejalía de Medio Ambiente aportado a Efe.

En concreto, se observa una reducción de la velocidad media tanto en el interior de Madrid Central (de 16,6 kilómetros por hora en diciembre de 2018 a 15,4 en mayo de 2019) como en el anillo exterior (de 26,1 a 25,4 km/h, respectivamente).

Pero lo cierto es que no se ha detectado un aumento de la contaminación en las áreas que circundan esta zona de bajas emisiones -el conocido como "efecto frontera"- por el supuesto aumento de los atascos.

Según señala Ecologistas en Acción en el informe que presentó el pasado día 3 y que se basa en las mediciones oficiales, la tendencia del último trimestre es incluso a "una reducción generalizada de la contaminación por NO2 en toda la ciudad, más intensa en el perímetro de Madrid Central y zonas adyacentes y más modesta hacia la periferia".

Un estudio de Greenpeace con datos de enero a junio niega también el "efecto frontera" y destaca el impacto positivo de Madrid Central tras la aplicación de multas.

El pasado mayo fue el mes del primer semestre con menor contaminación por NO2 en Madrid desde 2010 y, a pesar de las malas condiciones meteorológicas, la polución del primer trimestre descendió un 7 % en el área y aumentó solo un 19 % en la ciudad, frente al 31 % del conjunto de la Comunidad.

"Madrid Central ha demostrado su eficacia", concluye esta organización, frente a los argumentos del PP, y Greenpeace recuerda que un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid prueba que logró reducir las emisiones de NO2 en un 38 % dentro del ámbito de actuación y un 9 % en el conjunto de la ciudad.

Respecto a las recientes afirmaciones de Martínez-Almeida sobre que la polución ha aumentado en la capital durante los cuatro años de mandato de Carmena, el actual alcalde no ha aportado datos que respalden esta afirmación.

Cuando aún estaba en la oposición, el entonces candidato del PP a la alcaldía aseguró que la contaminación había empeorado un 6 % en la ciudad bajo el Gobierno de Carmena y se remitía a los datos recogidos en un informe de Ecologistas en Acción, que reflejaba un incremento del 5,71 % en el valor medio anual de NO2 entre 2014 y 2018.

Sin embargo, el portavoz del Área de Contaminación Atmosférica de Ecologistas en Acción, Juan Bárcena, coautor del informe que esgrimía el PP como fuente, explicaba que, para evaluar con datos anuales la contaminación desde que Carmena gobernaba Madrid, la comparación correcta no era con 2014, sino con 2015, lo que daba como resultado una mejoría del 9,75 % en la calidad del aire.

El Partido Popular defendía entonces que el dato de referencia debía ser el de 2014 porque este fue "el último año completo" en que había gobernado la capital con Ana Botella, pero Bárcena explicaba que Carmena no había tomado posesión hasta el 13 de junio de 2015 y, además, las políticas ambientales del anterior gobierno municipal del PP habían extendido sus efectos durante todo aquel ejercicio.

FUENTES:

- Datos de Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid.

- Informe de balance del efecto de Madrid Central sobre la calidad del aire junio de 2019.

- Balance del efecto de Madrid Central sobre la calidad del aire. Ecologistas en Acción. Abril de 2019.

- Evaluación del impacto de Madrid Central en la calidad del aire de Madrid. Greenpeace. Enero-Junio de 2019.

- Informe de Ecologistas en Acción sobre "La calidad del aire en la ciudad de Madrid en 2018".

- Datos del Área de Medio Ambiente y Movilidad sobre la evolución de NO2 en las estaciones de la red y sobre las velocidades de recorrido.