EFEMadrid

El Ayuntamiento de Madrid solicitará mañana jueves al Gobierno la declaración de zona catastrófica, tras haber constatado en los últimos días los "graves daños" provocados por el temporal Filomena, con perjuicios que "ya apuntan a cientos de millones de euros".

Así lo han confirmado a Efe fuentes del Ejecutivo municipal, que precisan que será la Junta de Gobierno la que tratará este asunto y aprobará la petición de la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia.

"Los servicios municipales han podido constatar graves daños en la ciudad a medida que se recupera el acceso a diferentes instalaciones y edificios. El equipo de Gobierno está recopilando datos e informes, que ya apuntan a cientos de millones de euros entre daños a instalaciones, arbolado y perjuicios a privados", han señalado las mismas fuentes.

Por ello, el Ayuntamiento considera "necesaria" esta declaración de cara a "acometer los graves daños sufridos en Madrid tras la peor nevada en más de medio siglo, seguida de una ola de frío también histórica".

En un vídeo remitido a los medios tras darse a conocer que la Junta de Gobierno tratará el asunto, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, señala que el "tsunami" de nieve ha originado en la ciudad "una situación de colapso, de bloqueo", que ha generado daños económicos "muy importantes".

"Filomena lo que supone en Madrid es una auténtica catástrofe, un tsunami de nieve con gravísimas consecuencias desde el punto de vista del funcionamiento de los servicios públicos, de los daños económicos generados y por esto entendemos en el Ayuntamiento que concurren los requisitos jurídicos y los supuestos de hecho para que el Gobierno de la nación declare zona catastrófica a la ciudad de Madrid", esgrime el regidor.

Almeida pide, asimismo, "especial sensibilidad" al Gobierno para estudiar la petición "con detenimiento, con cuidado, con cautela, pero sobre todo con la sensibilidad de entender que Madrid necesita apoyo en estos momentos con esta declaración de zona catastrófica".

Numerosos municipios de la Comunidad de Madrid han planteado la posibilidad de exigir su declaración como zona catastrófica, y Colmenar Viejo ha sido el primero que ha tramitado formalmente la petición.