EFESevilla

El coordinador de IU Andalucía y portavoz parlamentario de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, ha formalizado este lunes la renuncia a ambos cargos para abandonar la política activa y dedicarse a la docencia por motivos "personales" y ha asegurado: "Se puede luchar contra el sistema, pero no contra la biología".

El dirigente izquierdista ha dejado esta mañana el acta de diputado y esta tarde dimitirá como coordinador general de la coalición tras seis años al frente de esta responsabilidad, un periodo que pone fin a una "intensa" actividad producto de una "profunda reflexión" y por motivos "exclusivamente personales".

"Aliviado" por la decisión tomada, Maíllo ha manifestado en una rueda de prensa que se siente como un "niño con zapatos nuevos", que abandona los cargos una vez finalizado el ciclo electoral y tras haber superado un cáncer de estómago que le obliga a cuidarse.

"Los niveles de estrés y de tensión en la política son incompatibles con una vida de calidad, con una vida saludable. Se puede luchar contra el sistema pero no contra la biología", ha esgrimido Maíllo, que volverá a su puesto de profesor de instituto para dar clases de latín en Aracena (Huelva).

Además de demandar que la política sea una actividad que "permita conciliar con la vida humana, con el bien vivir", ha lamentado la "tensión permanente que se sufre y el vivir con el susto o muerte".

"Ya no me la quiero jugar, no me lo permitiría", ha apostillado Maíllo, que ha defendido el carácter temporal de las responsabilidades políticas.

Orgulloso por el trabajo realizado, por la cohesión de IU y el respaldo de la militancia, el hasta hoy coordinador ha enfatizado: "Me he dejado la piel y algo más, se me pueden criticar errores pero no la dedicación que he tenido, que ha sido a tiempo completo".

En cuanto al ámbito político de su decisión, que tenía tomada hace meses, ha sostenido que "hasta para dimitir hay que saber", de ahí -ha dicho- que por "responsabilidad" haya esperado a concluyera el ciclo electoral.

Antonio Maíllo ha negado que las renuncias estén relacionadas con los resultados electorales de Adelante Andalucía, confluencia que ha defendido como un proceso "irreversible", aunque cree que la unidad con Podemos y otras formaciones debe "consumarse" a nivel local.

"Andalucía debe jugar una papel importante en el proceso de confluencia a nivel nacional, de hecho hemos sacado los mejores resultados autonómicos y municipales", ha explicado.

Está convencido de que el PSOE "no es un agente de cambio" para asumir la transformación que necesitan Andalucía y España, si bien ha aclarado: "Coincido con Alberto Garzón y Pablo Iglesias cuando plantean hablar de programa para el futuro gobierno".