EFEBarcelona

El alcaldable por Barcelona de ERC, Ernest Maragall, ha asegurado este miércoles en el acto central de campaña que está "muy enfadado" con el PSC, un partido que, en sus palabras, "se hace llamar socialista y catalán pero ha renunciado a ambos conceptos" porque "no respeta los derechos de Cataluña".

Maragall, exconseller socialista en el gobierno tripartito que presidió José Montilla y que abandonó el PSC a raíz del proceso soberanista, ha reivindicado que después de las elecciones municipales del próximo 26 de mayo, "debe gobernar la Barcelona del 1-O" para que haya "un avance tangible hacia la República".

"ERC votará que 'no' a Iceta porque el Parlament representa la soberanía de Cataluña y no es el patio privado de (Pedro) Sánchez", ha sentenciado el alcadable republicano en referencia a la votación para designar a Iceta como senador autonómico que tendrá lugar mañana en el pleno del Parlament.

Maragall también ha tenido palabras para la actual alcaldesa, Ada Colau, a quien ha advertido que "no se puede volver a caer en la equidistancia" y ha instado a posicionarse sobre la situación de los líderes independentistas presos y el ejercicio catalán de autodeterminación.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, ha denunciado una "campaña llena de operaciones de márketing instigadas desde la Moncloa" para "intentar designar lo que debe decidir el Parlament".

"Según lo que votemos mañana nos amenazan con llevarnos al Tribunal Constitucional y nos acusan de ejercer una aberración democrática", ha criticado Aragonés, quien ha instado al Gobierno central "a ir a Soto del Real si quiere cortesía".

En referencia a las críticas recibidas desde el PSOE por su negativa a designar al secretario general del PSC, Miquel Iceta, como senador autonómico, el vicepresidente del Govern ha asegurado que "lo que rompe el diálogo y la convivencia es considerar organización criminal el ejercicio de funciones y competencias del Parlament y amenazar con un 155".

"Es necesario un voto útil republicano e independentista el 26M", ha indicado Aragonés, que ve en Maragall un alcalde "con capacidad de trabajo, con proyecto de ciudad y con la ambición necesaria".