EFELondres

Más de 715 personas han sido detenidas por su relación con las protestas que el grupo ecologista Extinction Rebellion (XR) lleva a cabo en distintos enclaves de Londres desde el pasado lunes, confirmó hoy la policía británica.

Además, 28 individuos han sido acusados formalmente de algún cargo, según datos divulgados este sábado por Scotland Yard, que ha solicitado que les asignen otros 200 agentes procedentes de otros cuerpos policiales de ciudades vecinas a fin de lidiar con las manifestaciones.

El citado grupo mantiene desde hace seis días bloqueadas varias zonas concurridas del centro de la capital -como el puente de Waterloo, Parliament Square, Oxford Circus y Mable Arc- para protestar contra la inacción del Gobierno frente al cambio climático.

Docenas de personas continúan hoy apostadas en Oxford Circus ignorando las prohibiciones policiales de desalojar esa zona.

Uno de esos activistas de XR señaló hoy a medios locales que algunos de los detenidos han tenido que ser trasladados a comisarías de las ciudades de Brighton y Southampton ante la falta de espacio en las comisarías de la capital.

Una de las peculiaridades de la manifestación, según la Met, es que estos activistas no temen ser arrestados.

De hecho, uno de ellos afirmó hoy a la agencia local Press Association que "el hecho de que te detengan no es nada indigno" pues las detenciones en sí mismas "ya envían un mensaje".

El presidente de la federación metropolitana de la policía, Ken Marsh, admitió ayer en este sentido que gestionar estas protestas está resultando "muy, muy difícil" a los agentes por encontrarse con una situación peculiar a la que no están acostumbrados.

"Se las están viendo con personas muy, muy pasivas, gente probablemente muy agradable que no quiere enfrentamientos con la policía, pero que están infringiendo la ley", explicó.

El grupo trasladó este viernes sus actos de protesta al aeropuerto londinense de Heathrow, donde una veintena de personas, muchas menores, se instalaron en el túnel que lleva hasta las terminales 2 y 3 del citado aeródromo, sin que se registraran incidencias graves.

El pasado jueves, tres ecologistas fueron acusados de acto ilegal por haber bloqueado trenes en una estación de Londres.

Los activistas se habían subido a un tren de cercanías en la estación de Canary Wharf, en el este de la ciudad, como parte de las protestas.

Extinction Rebellion, que podría alargar la concentración hasta dos semanas, quiere que el Ejecutivo declare el estado de emergencia climática y ecológica, reduzca las emisiones de CO2 a cero para el año 2025 y cree una asamblea ciudadana para lidiar con las decisiones que afecten al calentamiento global.