EFEMelilla

La Ciudad Autónoma de Melilla ha solicitado entrar en la fase 3 del proceso de desescalada a partir del 8 de junio al registrar los mejores datos en la evolución epidemiológica en la pandemia del coronavirus, con la menor incidencia acumulada en los últimos 7 días y el menor número de casos absolutos, tasa de mortalidad y letalidad.

En rueda de prensa, el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, ha explicado que el informe que ha elaborado la Ciudad Autónoma, "muy exhaustivo" y que ha conllevado un gran esfuerzo por parte de los técnicos, concluye que la situación epidemiológica y clínica de Melilla la sitúan en disposición de pasar a la fase 3.

Se trata, ha dicho, de una decisión "muy consensuada" amparada en la buena evolución que presenta Melilla, que no ha tenido ningún caso activo de coronavirus durante 10 días ni ningún nuevo positivo en 20 días, algo que no había sucedido en ninguna otra región del país.

Sin embargo, ha destacado que el pasado lunes detectó un nuevo positivo en un paciente que se encuentra "considerablemente estable" y "prácticamente asintomático", a cuyo entorno también se le han realizado las pruebas, sin que hasta el momento se hayan detectado nuevos contagios.

Mohamed Mohand ha subrayado que este nuevo caso positivo prueba la advertencia que han venido realizando desde hace días las autoridades sanitarias de Melilla en la línea de que "no es que el virus se haya ido, sino que sigue estando en otra modalidad o situación", lo que obliga a "actuar con medidas de protección y seguridad adecuadas" para evitar rebrotes como ha sucedido en Ceuta.

El informe por el que Melilla solicita su entrada en la fase 3 del proceso de desescalada será analizado esta tarde en una reunión telemática entre el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el consejero de Salud Pública, que ha destacado la postura de la Ciudad Autónoma de "no acelerar" el retorno a la denominada "nueva normalidad", sino actuar en los tiempos marcados por el Ministerio.

Una vez que éste anuncie si Melilla accede o no a la fase 3 a partir del 8 de junio, la Ciudad Autónoma y la Delegación del Gobierno mantendrán reuniones con los representantes de los diferentes ámbitos de la sociedad melillense, como el económico, el social, la movilidad, seguridad, deportivo, cultural, educativo, ocio, etc, para evaluar en qué condiciones entraría Melilla en dicha fase. EFE

1010833

pst/fs/jlg