EFEViena

La canciller de Alemania, Angela Merkel, afirmó hoy que la normativa Dublín sobre asilo "no funciona" y que se requiere una "solución común" europea frente a cientos de miles de refugiados que se espera lleguen a la UE este año.

"Necesitamos una respuesta común para toda Europa", señaló la jefa de gobierno germana en rueda de prensa tras participar en una cumbre regional de líderes de los Balcanes en Viena.

"Tenemos la siguiente situación, que hay que llamarla también por su nombre: el Tribunal Europeo de Justicia dijo, como de forma idéntica la Corte Constitucional alemana, que no es posible enviar refugiados de vuelta a Grecia, tal y como está regulado en Dublín", advirtió la jefa del gobierno alemán.

Aludió así a la normativa comunitaria que establece que el proceso de asilo debe tramitarse en el primer país de la Unión Europea (UE) donde llega la persona que la solicita, por lo que en principio se deduciría que un segundo país podría devolver al solicitante al país de entrada.

"Eso nos ha llevado a ver que no podemos devolverlos. ¿A dónde los vamos a devolver? ¿A Hungría, a Austria, a Serbia, que ya tienen tantos o más refugiados que nosotros?", se preguntó Merkel.

"Es un ejemplo de que el proceso de Dublín no funciona, y en este sentido, nosotros hemos dicho, de cara a 800.000 refugiados que se prevé vengan (a Alemania este año), tenemos que tramitar muy rápidamente las solicitudes con un alto índice de reconocimiento, por un lado, y los de cero reconocimiento, por el otro", explicó.

En el primer caso, se trata sobre todo de los refugiados provenientes de Siria, mientras que en el segundo son inmigrantes provenientes mayoritariamente de países de los Balcanes, que van a Alemania en búsqueda de una mejor perspectiva económica.

El trasfondo es que las autoridades alemana todavía no consideran como "países seguros" a Montenegro, Albania y Kosovo, por lo que muchos ciudadanos de esos estados intentan recibir asilo en Alemania.

Por otro lado, la canciller recordó hoy que, a diferencia de lo que ha ocurrido con la crisis de la deuda de Grecia, en la crisis migratoria no hay necesidad de modificar los tratados comunitarios, ya que se han establecido ya estándares mínimos.

Eso sí, habrá que hablar del problema de que "no en todas partes se respetan los estándares mínimos, de alojamiento, de reconocimiento ", advirtió.

Pocas horas antes, el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, había expresado ya, en la misma cumbre, la necesidad de una reforma de la normativa de Dublín.

"Debemos reformar el sistema de Dublín para distribuir de forma justa los refugiados dentro de la UE", señaló el jefe de la diplomacia germana.