EFESan Sebastián

El director del Festival de Jazz de Sebastián, Miguel Martín, da por hecho que la 54 edición, que comienza el miércoles, será "mejor que la anterior y peor que la próxima", una forma de defender la calidad de una programación que permite al Jazzaldia mantener el entendimiento con el público, y que este año contará con figuras como Diana Krall, Jamie Cullum, Joshua Redman y Joe Jackson .

"En el arte no se puede hablar de que algo es mejor que lo otro, hablamos de niveles de satisfacción. Y llevamos unos años en que la relación entre el publico y el festival es muy buena, la gente disfruta de los conciertos, tiene idea de que la programación es buena. A todos nos hace pensar que estamos en la línea adecuada", afirma Martín en una entrevista con EFE.

Este año, la audiencia podrá disfrutar de un extenso cartel de más de un centenar de conciertos, que incluye a reconocidas figuras y cuya "gran apuesta artística" es, "sin duda", el Bagatelles Marathon liderado por John Zorn.

"Lo es porque hemos programando catorce grupos de absolutamente primer nivel dentro de la música contemporánea. No hay otra apuesta más elevada, más compleja, por más que haya otras de enorme calidad", dice Martín del proyecto que el creador neoyorquino presentará en el Kursaal los días 27 y 28 junto a músicos como Dave Douglas, John Medeski y Marc Ribot.

Zorn recibirá además el premio Donostiako Jazzaldia 2019, aunque será a su manera, sobre el escenario y sin rueda de prensa previa. Y a saber si se podrán tomar imágenes del momento, ya que este saxofonista y compositor estadounidense jamás deja que le fotografíen cuando toca.

La propuesta de Zorn es un ejemplo de la "línea editorial" del festival, que hace años decidió abogar por "los estilos más contemporáneos", aunque en el programa de esta edición se cuela una muestra de jazz tradicional, el del trombonista Dan Barrett, que ofrecerá tres conciertos en las terrazas del Kursaal y que es una de las recomendaciones de Martín para quienes comienzan a acercarse al jazz.

La otra es la del cantante británico de origen nigeriano Ola Onabulé, al que se podrá escuchar en el Jazz Band Ball inaugural el día 24, y del que el director del Jazzaldia habla como de "una de las voces de barítono más extraordinarias de la música negra actual".

Para los "más conocedores" del género aconseja descubrir a un grupo que no existía ni siquiera hace medio año, liderado por Moppa Elliott y de nombre complicado: Unspeakable Garbage; "es de estas apuestas que si no haces, para qué está el festival", subraya el responsable del Heineken Jazzaldia.

El Jazzaldia también tiene su espacio para otras músicas, como suele ser habitual en su Escenario Verde de la playa de la Zurriola, donde arrancará con la estadounidense Joan Baez, una de las grandes figuras de la música popular.

Uno de los objetivos de la organización del Jazzaldia es abrir cada edición "con un personaje muy conocido, significativo, capaz de llegar a distintas generaciones de público". "Y Joan Baez cumplía con todo ello, por más que no practique jazz", apostilla.

"El respeto que la tenemos garantizaba su derecho a estar en la programación", señala Martín sobre este referente de la canción protesta, inmersa en su gira de despedida de la música, que concluirá el 28 de julio en el teatro Real de Madrid.

"Esta mujer sigue haciéndose Europa en autobús, no va a hoteles, y como estábamos en el camino hacia Madrid, en cuanto tuvimos la oportunidad de hacerlo, nos lanzamos a ello, porque creemos que es realmente un hito en la historia de la música y teníamos que aprovechar que pasara por aquí", añade.

Baez es una de las representantes femeninas de una edición en la que hay muchas más sin que se haya ido a buscarlo, como el caso de la compositora Maria Schneider, un nombre de prestigio en el mundo del jazz que acude por primera vez al festival.

"Estamos muy contentos de que quede bien reflejado el auge del talento femenino, sobre todo habida cuenta de que el jazz siempre ha tenido que hacer frente al tópico, en general cierto, de que es una disciplina donde la presencia masculina es mayoritaria. Esta presencia de mujeres es algo no buscado, está ahí, debe ser cierto, y estamos más que satisfechos de que haya surgido de forma natural", destaca.

A voces como las de Diana Krall, Martirio y Neneh Cherry se unirá la de Silvia Pérez Cruz, protagonista del día 29, cuando se clausurar la 54 edición, junto a Toquinho y Javier Colina.

Ana Burgueño .