EFEPalma

Siete personas, dos de ellas menores, han muerto este domingo en Mallorca en una colisión entre un helicóptero y un ultraligero cuando sobrevolaban el municipio mallorquín de Inca, ha confirmado el Govern de Baleares

Como consecuencia del accidente han perdido la vida los tres adultos y dos menores que viajaban en el helicóptero y los dos ocupantes del ultraligero, cuyo piloto, Juanjo Vidal, era un ciudadano valenciano que viajaba con un amigo.

Cuatro de las víctimas del helicóptero son un matrimonio y sus dos hijos de nacionalidad alemana, así como el piloto de nacionalidad italiana.

El helicóptero, que había despegado del viejo aeródromo de Son Bonet, situado a las afueras de Palma y empleado principalmente por aviones ligeros, volaba sin copiloto dado que este había decidido no ocupar su plaza para dar cabida a uno de los miembros de la familia alemana que había contratado un viaje para sobrevolar una zona de Mallorca.

Según fuentes cercanas a la investigación, la familia alemana tenía intención de compartir una comida con amigos en la localidad playera de Camp de Mar, al oeste de Mallorca, y antes pretendían conocer la isla desde el aire.

La colisión ha ocurrido hacia las 13.35 horas, y los dos aparatos se estrellaron e incendiaron cerca del Camino Viejo de Costix.

Los restos del helicóptero, del modelo Bell 216, cayeron esparcidos sobre la finca Ca La Veritad y los del aparato ultraligero a unos cientos de metros de la citada posesión rural del municipio de Inca, según comprobaron periodistas de Efe desplazados a la zona.

El piloto del ultraligero era valenciano y volaba acompañado de un amigo, tras despegar del aeródromo del municipio de Binissalem.

Un conocido del piloto del ultraligero que se desplazó a la zona del siniestro ha explicado que la esposa de este, al que ha definido como un "chaval estupendo", le había contado que presenció desde el lugar del despegue cómo caía la aeronave que su marido pilotaba.

"Ha visto la humareda y me ha dicho que lo ha visto caer", ha apuntado.

La primera teniente de alcalde de Inca y alcaldesa accidental, Maricarmen Oses Ramos, ha explicado que los restos del aparato han caído en distintas fincas privadas en un área de "entre 700 metros y un kilómetro de distancia".

También ha precisado que a causa del impacto no se produjeron daños materiales considerables en los caminos transitables.

El fuselaje del helicóptero se estrelló junto a la piscina de una finca cuyos residentes intentaron apagar las llamas, según ha relatado a Efe un vecino, mientras que el ultraligero cayó sobre otra propiedad, también a unos diez metros de una vivienda, cuyo propietario también intentó combatir las llamas que envolvieron a la aeronave.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha anunciado que Baleares decretará este lunes tres días de duelo por el accidente aéreo y ha expresado su pésame a las familias y amigos de lo fallecidos en "el desgraciado accidente aéreo.

Sobre las causas de la colisión, la presidenta ha señalado que es "muy pronto" para poder conocerlas.

La presidenta de Baleares ha destacado que desde el primer momento en que se conoció el accidente las instituciones han trabajado de manera coordinada para responder a la emergencia.

Tras el accidente, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha manifestado su preocupación y solidaridad con las familias de las víctimas.

También los líderes del PP, Pablo Casado, y de Ciudadanos, Albert Rivera, han expresado su pesar y condolencias a los familiares de los fallecidos, a través de sendos mensajes en Twitter. EFE

ja/sll/bal/eaf/mgm

(foto) (audio) (vídeo)