EFETokio

La firma nipona Nissan Motor negó hoy supuestos planes para disolver su alianza con el grupo francés Renault y destacó que esa asociación sigue siendo "la fuente de su competitividad".

El mentís sale al paso de versiones publicadas en las últimas horas que mencionan la posibilidad de que directivos de Nissan estén explorando desde el año pasado la posibilidad de romper la alianza forjada con Renault hace una década.

Según Bloomberg, las relaciones entre las dos firmas están funcionado "con deficiencias" desde la salida de las dos compañías de quien llegó a ser su presidente en ambos grupos, Carlos Ghosn.

Un comunicado de la compañía nipona sostiene que se trata de "conjeturas" en medios de comunicación internacionales y niega rotundamente que esté considerando disolver la alianza.

"La alianza es la fuente de la competitividad de Nissan", dice el comunicado, después de recordar que las dos empresas y Mitsubishi, controlada por Nissan y que se unió posteriormente a la asociación original, formaron en marzo pasado una dirección operativa conjunta para "el éxito futuro" de las tres firmas.

Esta consejo rector conjunto "ha sido desde entonces el único organismo que supervisa las operaciones y la gobernanza de la alianza", añade la nota.

El comunicado agrega que gracias a esa alianza Nissan continuará buscando "la entrega de resultados beneficiosos para todos sus integrantes".

Ghosn quedó fuera de Renault y de Nissan a raíz de su detención en Tokio, el 19 de noviembre de 2018, por supuestas irregularidades financieras. A finales de diciembre pasado violó las condiciones de su libertad bajo fianza y se fugó de Japón.

Desde Beirut, donde ha fijado su residencia, Ghosn ha recalcado que su procesamiento en Japón está ligado a una campaña para evitar una mayor integración entre Renault y Nissan por los riesgos que, según él, representaría para la independencia del grupo nipón.