EFESanta Cruz de Tenerife

El expresidente del Gobierno canario y de CC, Paulino Rivero, ha responsabilizado al presidente saliente de la comunidad autónoma, Fernando Clavijo, a la diputada nacional Ana Oramas y al presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, del "desastre" que ha sufrido su partido, desalojado del poder en las islas.

Coalición Canaria ha perdido la mayor parte de su poder institucional tras las elecciones del 26 de mayo, a la espera de que se voten las mociones de censura ya planteadas contra sus presidentes en los cabildos de Tenerife y La Palma.

A esos tres dirigentes es a quien "tienen que pedirle responsabilidades los votantes y militantes, si es que queda alguien para pedir responsabilidades", afirma Rivero en una entrevista con "Diario de Avisos".

Paulino Rivero lamenta que "ni siquiera han tenido en cuenta a la cantidad de gente que se queda fuera, sin cargos", pues junto a sus familias "van a sufrir mucho".

Rivero se muestra asombrado por "este desastre", que le parece "incomprensible" y del que exonera a los demás partidos, y advierte de que Coalición Canaria puede desaparecer: "En cuatro años la gente es muy capaz de olvidarse de un partido que no gobierna".

Cuando analiza lo sucedido en CC, Rivero menciona "el mal manejo de los tiempos" y la "nula generosidad" de Fernando Clavijo en las negociaciones, por no haberse apartado de la carrera hacia la presidencia pese a estar vetado por Ciudadanos debido a su imputación judicial.