EFEMadrid

Decenas de pensionistas han culminado este martes en la Puerta de Sol de Madrid la marcha a pie que iniciaron hace tres semanas en Rota (Cádiz) y Bilbao cansados pero emocionados por el apoyo recibido durante el camino y con ganas de reclamar unas pensiones dignas para las futuras generaciones.

La llegada se ha convertido en una concentración multitudinaria que ha llenado la céntrica plaza madriuleña y que ha servido de anticipo a la movilización que mañana a las 11:00 horas partirá de Sol al Congreso de los Diputados, convocada por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.

El encuentro de la columna procedente de Bilbao con la que venía de Rota ha sido "un momento muy emotivo", en el que integrantes de ambas marchas se han abrazado con lágrimas en los ojos, según ha descrito después a los medios de comunicación uno de los portavoces de la columna norte, Luqui Gómez.

"Robar al mayor, vileza atroz", "Trabajo digno para unas pensiones dignas" o "Todos somos pensionistas" son algunos de los lemas que han podido leerse en los numerosos carteles que portaban los manifestantes, mezclados con banderas de comunidades autónomas -sobre todo andaluzas e ikurriñas- y alguna republicana.

Los concentrados en Sol se han desplazado después hacia el Congreso y ante la puerta de los leones, custodiada por la policía, integrantes de las columnas norte y sur han depositado de manera simbólica las zapatillas que han usado para llegar andando a la capital.

"Hemos salido a la calle para quedarnos hasta que consigamos nuestros objetivos", ha dicho Luqui Gómez, que ha explicado que sus reivindicaciones pasan en primer lugar por blindar en la Constitución el carácter público del sistema de pensiones y su revalorización conforme al IPC.

Además, reclaman una pensión mínima que se asemeje al salario mínimo interprofesional (SMI), la derogación de las últimas reformas laborales y de pensiones, la mejora de la pensión de viudedad y el rechazo a que los planes de pensiones privados cuenten con ventajas fiscales.

"Mañana vamos a inundar las calles de Madrid de dignidad", ha añadido Gómez, que ha confiado en que los más jóvenes se sumen también a la protesta.

En representación de la columna sur, Angel Novo ha mostrado su reconocimiento a los pensionistas de Bilbao que iniciaron las protestas de los lunes con las consiguieron que las pensiones volvieran a revalorizarse con el IPC en 2018 y 2019.

"Yo ya tengo mi pensión garantizada, estoy luchando por las de mis hijas, para que tengan una pensión justa que les permita vivir con dignidad", ha explicado Novo.

La protesta coincide con el anuncio del Gobierno en funciones de que subirá las pensiones un 0,9 % en 2020, una promesa que Novo ha dicho no se creerá hasta que no se cumpla.

"No nos creemos nada ni del PSOE ni de ningún otro Gobierno", ha asegurado.