EFEVitoria

El Departamento vasco de Seguridad ha contabilizado en las últimas semanas 82 ataques y actos de violencia, en su mayoría contra sedes de partidos como el PNV y el PSE-EE, aunque también contra bancos y museos en Euskadi, relacionados con la huelga de hambre que mantuvo el preso de ETA Patxi Ruiz.

Según estos datos, aportados por la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, en una respuesta parlamentaria al PP, estos ataques, perpetrados desde mayo hasta el 15 de junio, han derivado en la instrucción de 21 atestados policiales por delitos de terrorismo (2), daños (18) y desórdenes públicos (1).

De esos 21 atestados, 5 se han comunicado a la Fiscalía de San Sebastián, 11 a la de Bilbao, 1 a la de Barakaldo, y los 4 restantes están en fase de ejecución.

Las pintadas y ataques están relacionados con la huelga de hambre que mantuvo el preso de ETA Patxi Ruiz durante 31 días en protesta por el supuesto acoso que recibía en la cárcel de Murcia en la que está interno, y que concluyó el pasado 10 de junio.

La mayoría de los ataques se han perpetrado contra las sedes sociales de PNV y PSE-EE, aunque también se registran otros contra Podemos e incluso uno contra Sortu. Entre los actos enumerados se encuentra el ataque al domicilio en Bilbao de la candidata a lehendakari del PSE-EE, Idoia Mendia.

Locales de cajas, bancos y algunos museos también han sufrido pintadas, al igual que la Cruz de Olarizu cercana a la capital alavesa, en la que se colocó una pancarta y se hizo una pintada.

Además de los atestados abiertos, la Ertzaintza ha identificado a "varias personas" presuntamente implicadas en estos ataques, tal y como reconoció la pasada semana la consejera, quien señaló que estas amenazas son "actos punibles que están siendo investigados por la Ertzaintza a fin de que no quede impune su autoría".