EFEMadrid

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el vicesecretario general de Cs, Carlos Cuadrado, han firmado este viernes el acuerdo para concurrir en coalición a las elecciones vascas del 5 de abril, a pesar del rechazo manifestado por el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso.

La coalición se presenta a los comicios bajo el nombre de “PP + Cs”, según informan ambas formaciones en un comunicado en el que destacan "como objetivo capital la unión del espacio constitucionalista en el País Vasco y el fortalecimiento de la unidad, la igualdad y la libertad”.

La firma del acuerdo se ha producido a pesar de que Alfonso Alonso había comunicado a la dirección nacional de su partido que no estaba dispuesto a firmar el pacto electoral con Ciudadanos para las elecciones vascas, cuyo contenido ha conocido por la prensa y que además no comparte.

En la nota que explica el acuerdo entre ambos partidos, y en la que no se menciona a Alfonso Alonso -líder del PP de Euskadi-, señalan que el cabeza de lista electoral será designado por el propio Partido Popular, mientras que garantiza "dos puestos de salida para Cs" en las listas electorales, "tal y como ambas formaciones acordaron el día de ayer".

Asimismo, argumentan que han decidido sumar fuerzas “para afrontar de manera eficaz la amenaza del nacionalismo" y, para ello, manifiestan su compromiso "de respetar los regímenes forales de los territorios de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya", como recoge la Constitución.

En el acuerdo ha quedado plasmada "la aceptación  del concierto económico vasco como instrumento vigente para asegurar la libertad, estabilidad, cohesión y desarrollo de los ciudadanos del País Vasco", han aclarado PP y Ciudadanos.

Además, reclaman que el cálculo del cupo se haga desde los principios de "máxima transparencia y respetando la solidaridad entre todos los españoles".

“Este acuerdo representa la culminación de las aspiraciones de muchos ciudadanos vascos, que esperaban de PP y Cs la suma de fuerzas para un proyecto común e integrador. Un proyecto de futuro que abanderará los valores constitucionales que comparten una inmensa mayoría de españoles frente al nacionalismo y el radicalismo de la izquierda extrema”, han añadido.

Sobre el programa electoral, será redactado y aprobado por una comisión de campaña de ambos partidos, compuesta por tres miembros de cada formación, y su contenido "representará un punto de equilibrio y una síntesis de ambos proyectos", concluyen.