EFENueva Delhi

Un tribunal del estado de Jharkand (este) condenó hoy a once personas a cadena perpetua por el asesinato de un hombre por transportar carne de vaca en junio de 2017, en la primera sentencia en la India contra los denominados "vigilantes de vacas", grupos de extremistas hinduistas.

El tribunal, del distrito de Ramgarh, sentenció a once de los doce acusados por varios cargos, entre ellos, asesinato y conspiración criminal, por el linchamiento el 29 de junio del año pasado de Alimuddin Ansari, informó a Efe el fiscal adjunto S K Sukla, a cargo del caso.

El fiscal destacó que se trata de la primera condena por linchamiento relacionado con los denominados "vigilantes de vacas", patrullas de extremistas hinduistas que atacan a personas en supuesta defensa de las vacas.

Sukla precisó que el tribunal no se ha pronunciado sobre el duodécimo acusado, que en el momento del asesinato tenía 16 años y dos meses, ya que su caso está en manos de un tribunal de justicia juvenil.

"La Fiscalía ha enviado una petición para que su caso sea juzgado como el de un adulto, ya que es mayor de 16 años y el caso es sobre un crimen serio", explicó.

Los condenados pueden recurrir la sentencia.

Los incidentes protagonizados por grupos de "protectores de vacas" de extrema derecha hinduista, muchos de ellos vinculados con el partido BJP de Modi, se multiplicaron desde la llegada de ese partido al poder en mayo de 2014, provocando la muerte de varias personas en ataques por supuestamente transportar vacas o carne de vaca.

Los incidentes ganaron fuerza en el país entre críticas de la oposición por no ser respondidos con contundencia y un endurecimiento de leyes de protección de las vacas en los estados en los que gobierna la formación hinduista.

El linchamiento de Ansari se produjo horas después de que el primer ministro de la India, Narendra Modi, hiciera una condena de este tipo de ataques por primera vez en tres años de mandato.

Un vídeo con el supuesto linchamiento de Ansari circuló en las redes sociales. En él se puede ver cómo un grupo de hombres rodean a la víctima, sentada en el suelo, y le propinan patadas y después prenden fuego al coche en el que supuestamente transportaba la carne.

La vaca es considerada un animal sagrado para el hinduismo y su consumo está prohibido y penalizado por ley en muchas regiones.

Los hindúes representan el 79,8 % de los cerca de 1.210 millones de indios y los musulmanes el 14,2 %, según datos publicados en agosto por el Gobierno indio según el censo de 2011, el último disponible en la India.