EFEBerlín

El expresidente catalán Carles Puigdemont declinó hoy pronunciarse sobre si el bloqueo a la elección como senador del líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, puede perjudicar un diálogo con el Gobierno español, aunque sí dijo que "gracias" a éste tiene sus derechos como diputado suspendidos.

"Lamento no he haber podido votar, porque desde julio del año pasado tengo los derechos políticos suspendidos como diputado del Parlament de Cataluña, gracias, entre otros, al señor Iceta", afirmó Puigdemont en Berlín, en un aparte con medios españoles tras un mitin en apoyo a su candidatura a las elecciones europeas.

"Me habría gustado que se hubiera preocupado en ese momento por los derechos de los diputados", añadió, preguntado por la situación creada tras el voto en contra de las filas independentistas a la designación de Iceta como senador.

El expresidente de la Generalitat catalana recomendó a continuación "prudencia" y pidió a los socialistas que "no exageren" en las consecuencias que ello puede tener en un futuro diálogo político entre el independentismo y el PSOE.

"No podemos pasar de hacer un día una oda a la cortesía y al día siguiente caer en el homenaje a la amenaza", añadió, para argumentar que "entiendo que en campaña se dicen muchas cosas", pero que lo que cuenta es "lo que pase al día siguiente del 26", o sea, tras la celebración de las elecciones europeas.

Puigdemont insistió ahí en la necesidad de actuar "con prudencia", ya que tras el 26 de mayo "habrá que volver a hacer política".

El bloque independentista del Parlamento catalán frustró este jueves la operación del PSOE para que el primer secretario de los socialistas catalanas fuera presidente del Senado, al votar en el Parlament en contra de su designación como senador.

En una votación electrónica y secreta, después de que se posicionaran todos los grupos, el pleno rechazó la designación de Iceta, con 25 votos a favor (PSC y Catalunya en Comú Podem), 65 en contra (JxCat, ERC y CUP) y 39 abstenciones (Ciudadanos y PPC).

El "no" inédito de la cámara catalana frustra así la operación de los socialistas para que Iceta sea nombrado presidente del Senado en la sesión constitutiva del próximo día 21, como deseaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Iceta afirmó tras la votación que será "difícil que todo siga igual" después de que el independentismo haya "volado puentes" y haya puesto "un freno a la Cataluña moderna" que quiere diálogo.

También se ha referido a ello el propio Sánchez, que ha acusado a los partidos independentistas de haber vetado a Iceta "porque no quieren soluciones, quieren vivir del conflicto".