EFEBarcelona

Las Juntas Electorales de Zona han recibido más de 9.100 peticiones de miembros designados para las mesas electorales de los comicios del 14 de febrero en Cataluña para que se les exima de esta obligación, de las cuales 3.250 han sido presentadas en la ciudad de Barcelona.

En el conjunto de Cataluña, han sido elegidos unos 82.000 miembros para ser presidentes o vocales de las 9.117 mesas electorales para las elecciones del 14F, y solo en la ciudad de Barcelona, a fecha del pasado viernes 29 de enero, 3.250 ciudadanos han pedido que se les exima de este deber, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Estas cifras sobre peticiones para no formar parte de las mesas electorales, muy elevadas debido a la pandemia de coronavirus, son todavía provisionales, por lo que número final podría ser superior.

Los ciudadanos pueden presentar un escrito a la Junta Electoral, ya sea de forma telemática o presencialmente, alegando los motivos por los cuales piden que se les libere de estar en una mesa electoral, adjuntando a dicha petición la documentación que acredite su situación.

El plazo para impugnar la incorporación a una mesa electoral es de siete días naturales desde que se recibe la comunicación oficial, sin perjuicio de que, una vez finalizado el plazo y hasta el momento de conformar las mesas, las Juntas Electorales atenderán todas aquellas causas sobrevenidas.

Una vez presentadas las alegaciones, la Junta Electoral tiene que valorar antes de la celebración de las elecciones si estima o no la petición del ciudadano, al que responderá antes del día de las votaciones de forma telemática.

En paralelo a estas peticiones dirigidas a la Junta Electoral de Barcelona, el Síndic de Greuges aseguró el pasado jueves 28 de enero haber recibido más de 1.130 quejas de personas designadas para las mesas electorales que han pedido amparo a esta la institución.