EFELogroño

El Consejo de Gobierno de La Rioja ha acordado este lunes, en una reunión extraordinaria, restringir, a partir de este martes y durante siete días, la movilidad en Alfaro para interrumpir la transmisión del coronavirus, dado que esta ciudad hay 264 casos activos y concentra un 27,5 % del total de los que existen ahora en la comunidad autónoma.

El Gobierno riojano ha aprobado medidas específicas de prevención sanitaria en Alfaro, población situada a unos 90 kilómetros de Logroño y con cerca de 10.000 habitantes, ante la evolución del COVID-19 en la localidad, donde se han detectado 233 nuevos positivos en la campaña de cribado perimetral realizada la semana pasada.

La principal medida acordada hace referencia a la restricción de movimientos de entrada y salida de personas de Alfaro, salvo en los desplazamientos debidamente justificados, como causas laborales o profesionales, cuidado de personas vulnerables, asistencia a centros sanitarios o de enseñanza obligatoria u otros motivos de fuerza mayor, además del retorno al lugar de residencia habitual.

También se ha acordado la suspensión de todas las actividades en los establecimientos de hostelería y restauración, excepto aquellas de alojamiento, preparación y distribución de comida a domicilio y de servicio en terrazas.

Se establece el cierre de las zonas comunes de los alojamientos, se suspenden todas las actividades deportivas colectivas y aquellas previstas en centros y establecimientos deportivos, culturales, artísticos, recreativos, de espectáculos y ocio que concurran en espacios cerrados.

Además, se restringe a un máximo de 10 personas el número de asistentes en bodas, bautizos, comuniones, velatorios, funerales, entierros y celebraciones religiosas y se recomienda a los vecinos de Alfaro limitar sus contactos sociales al mínimo imprescindible.

La consejera de Salud y portavoz del Gobierno, Sara Alba, ha indicado que, “ante la situación excepcional y preocupante que se vive en Alfaro, ha sido imprescindible actuar de manera localizada".