EFESalt (Girona)

El diputado republicano Gabriel Rufián ha intentado en un acto de campaña en Salt (Girona) atraer al votante socialista y, para ello, ha reivindicado el papel de ERC como último bastión del "antifascismo" en su 88 aniversario.

Rufián ha relatado que muchos ciudadanos acuden a las urnas "con la nariz tapada" y ha puesto como ejemplo a los del PSC después de ver "a (Miquel) Iceta haciéndose una 'selfie' con (Xavier García) Albiol".

A esos votantes les ha recordado que si comparten "valores de democracia y antifascismo" son de los suyos y que le da "igual la bandera que tengan en el balcón o en el corazón".

Gabriel Rufián, como el resto de los oradores en este acto de campaña en el que también ha participado el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el conseller Chakir El Homrani, ha abogado por ampliar la base independentista y ha recordado que la primera persona que utilizó este concepto "fue Carles Puigdemont".

Para convencer al votante de izquierdas, Rufián ha insistido en que su partido es "el único obstáculo a dos frentes muy nocivos para los derechos civiles, el del PP, Cs y Vox y el 'low cost' de PSOE y Cs".

También ha criticado a Podemos, del que ha asegurado que le pide en comisiones que no pregunte por el exvicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba "por si el PSOE se enfada".

Entre los socialistas, ha citado igualmente al ministro Josep Borrell, al que ha calificado de "hooligan", de "militante de la plataforma de ultraderecha Sociedad Civil Catalana" y al que ha pedido que vuelva "a la cueva" después de mofarse en su opinión del presidente de ERC, Oriol Jonqueras.

Gabriel Rufián ha tirado de mensajes ya utilizados anteriormente como el de que el líder del PP, Pablo Casado, se hubiese abrazado al golpista Antonio Tejero "aquel día del año 81" o que "Vox es Ciudadanos a las cuatro de la mañana".

Rufián ha apuntado insistentemente al votante de izquierdas para captar su apoyo y le ha advertido de que Ciudadanos no representa a los emigrantes que llegaron a Cataluña desde diferentes puntos de España, si no "a los señoritos que les echaron a patadas".

Ante la posibilidad de que la gobernabilidad en España dependa de ERC, el diputado republicano se ha dirigido al presidente Pedro Sánchez para preguntarle qué cara mostrará tras las elecciones y ha puesto como ejemplo si será la que permitió la llegada de emigrantes a bordo del Aquarius o la del Open Arms en el puerto de Barcelona.

Roger Torrent también se ha sumado a ese esfuerzo por ampliar la base independentista y ha explicado que esta causa solo saldrá adelante si se suma "más gente".

"Tenemos que explicarnos mucho y ser empáticos", ha señalado Torrent, quien ha defendido los valores de "libertad, igualdad y fraternidad" republicanos, "porque las identidades son plurales", pero lo que une "a todos es el proyectode futuro".