EFEMadrid

Rusia considera "aclarada" la polémica suscitada por unas declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en las que afirmó que Rusia volvía a ser "una amenaza" para Europa.

Según el embajador de Rusia en España, Yuri Korchagin, las afirmaciones "se aclararon" y el estado de la relación sigue siendo "excelente".

"Siempre el mejor medio de resolver las dudas es escuchar a la parte con la que estás tratando. Yo escuché los argumentos de la parte española y entiendo que el contexto y la idea que se transmitía era diferente a lo que se percibió a primera vista por algunos periodistas", ha dicho el diplomático en una entrevista con Efe.

Moscú reaccionó con enfado a unas declaraciones del ministro Borrell al diario El Periódico, publicadas el 23 de mayo, en las que decía entre otras cosas: "Nuestro viejo enemigo, Rusia, vuelve a decir, 'aquí estoy yo', y vuelve a ser una amenaza, y China aparece como un rival".

A raíz de esas declaraciones, el Ministerio ruso de Exteriores convocó al embajador español en Moscú, Fernando Valderrama, para ponerle de manifiesto "la sorpresa y decepción por las declaraciones inamistosas" del ministro español.

El embajador Korchagin se queja de que, a veces, los medios de comunicación españoles no tratan con rigor las informaciones sobre su país.

"Hoy, por ejemplo -cuenta-, en un periódico de divulgación nacional, he leído una mezcla inimaginable de cosas internas españolas, izquierdas españolas, injerencias en Europa, medios rusos y otras afirmaciones que, al final, deben crear la idea en el lector de que 'Rusia es culpable', esa famosa frase de su compatriota pronunciada hace 80 años".

Alude Korchagin a la arenga pronunciada por Ramón Serrano Suñer, ministro de Asuntos Exteriores de Franco en 1941, en la que culpaba a la URSS de la Guerra Civil española como justificación para reclutar a los voluntarios de la División Azul.

Según el embajador ruso, las relaciones entre España y Rusia han sido "excelentes" tanto con el Gobierno del PP como ahora con el socialista.

"Nunca, con los gobiernos democráticos en España, hemos tenido algún problema o algún impasse. Siempre hay un interés de seguir adelante, promover nuestra relación y amistad. Las relaciones entre Rusia y España son amistosas", subraya.

"A veces en los periódicos puedes encontrar acusaciones, invenciones o fantasías, pero la gente tiene mucha simpatía hacia Rusia, y trabajo para que los rusos devolvamos esa misma amistad y simpatía".

Recuerda que más de un millón de turistas rusos eligen España como destino, y un 73.000 residen permanentemente o disponen de segundas residencias.

Además, menciona una investigación del Instituto Elcano según la cual el país del mundo donde mejor se percibe a España es Rusia. "La mejor imagen de España se tiene en Rusia, y no es nuestro cálculo, sino una investigación española", afirma sonriente.

Korchagin agradece a las autoridades españolas, incluidas las locales, el apoyo que prestan para facilitar los actos culturales y de todo tipo que organizan estas comunidades rusas en España.

En mayo, recuerda, se celebró con gran éxito, en pleno centro de Madrid, con permiso del Ayuntamiento, la conocida como "marcha del regimiento inmortal", en la que los ciudadanos rusos desfilan portando retratos de sus familiares fallecidos durante la sangrienta guerra contra la Alemania nazi.