EFEMadrid

El Gobierno ha anunciado este sábado que pedirá al Congreso la prórroga hasta el 26 de abril del estado de alarma para hacer frente a la epidemia de coronavirus, un plazo extra que no obstante no afectará a la vuelta a la actividad de los sectores económicos no esenciales prevista tras la Semana Santa.

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha comparecido en rueda de prensa telemática en el palacio de la Moncloa para comunicar su decisión de pedir en el Congreso dos semanas más de prórroga y recalcar que, tras la Semana Santa, se retomarán las condiciones del estado de alarma aprobadas inicialmente el pasado 15 de marzo.

Esto significa que el día 9 de abril los trabajadores ocupados en sectores incluidos en el decreto inicial podrán volver a sus puestos.

Sánchez ha adoptado esta decisión, que previsiblemente saldrá aprobada en la cámara baja, justo el día en el que se cumplen tres semanas del inicio del confinamiento generalizado para frenar la pandemia y tras reunirse este sábado en La Moncloa con el Comité Científico, primero, y con el Comité Técnico, después, creados para analizar la evolución de la crisis sanitaria.

Pero ha ido más allá y en su comparecencia ha aprovechado para advertir de que es previsible llevar el estado de alarma más allá del 25 de abril, pero en una nueva fase, que ha llamado "de transición", y que no será igual que ahora, sino que espera que se pueda recuperar "algo" de vida personal, económica y social.

"Me someto a estos quince días de nuevo de prórroga, pero ya anuncio que vendrán más días. Pero insisto: no los mismos, serán distintos, empezaremos a recorrer ese pasillo, a hacer esa transición y a recuperar algo de nuestra vida no solamente personal sino también económica y social", ha anunciado.

Un equipo de epidemiólogos y científicos está preparando ya el plan que aplicar para la "desescalada", cuando baje la curva de contagios para "mantener a raya al virus mediante protección individual y colectiva", pero también para iniciar la reconstrucción económica y social.

Por lo pronto, el día 9 está previsto que cese la restricción de movimientos decretada el pasado fin de semana, y que detenía casi por completo la economía, por lo que se retomarán las condiciones del estado de alarma aprobadas inicialmente.

Estas nuevas medidas cuentan ya con el respaldo del Partido Popular y de Ciudadanos, mientras que el líder de Vox, Santiago Abascal, ha declinado hablar con Sánchez y ha pedido su dimisión.

No obstante, la intención del jefe del Ejecutivo es convocar a todos los partidos para trabajar en unos nuevos "pactos de La Moncloa", como los cerrados al comienzo de la Transición, para reconstruir la economía y el tejido social una vez que se supere la pandemia.

Todo esto ocurre el día en el que España registra el menor número de fallecidos por coronavirus en lo que va de semana.

El ministerio de Sanidad ha confirmado que en las últimas 24 horas han muerto 809 personas, con un total de 11.744, un dato esperanzador después de dos días consecutivos con más de 900 muertes y en una jornada en la que se ha registrado una desaceleración tanto de contagiados como de personas hospitalizadas en UCI.

La jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES), María José Sierra, ha explicado que esta progresión responde al efecto de las semanas de aislamiento social y a que el sistema sanitario está volcado, en ocasiones llegando a duplicar su atención.

Pero ha alertado que, aunque esa tendencia a la baja hace albergar un rayo de esperanza, la próxima etapa, de transición, no va a ser tampoco "nada fácil" y que hay que permanecer "vigilantes" para ese cambio de escenario.

Otra noticia alentadora es que la Generalitat de Cataluña ha decidido levantar el confinamiento perimetral de la zona de la cuenca del Ódena, que afecta a cuatro municipios -Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Ódena-, un área que se equiparará ahora a la situación del resto de Cataluña.

No obstante, la Policía Nacional ha hecho un llamamiento a la sociedad para que no se la relaje al observar con un mayor número de sanciones, detenidos y comportamientos insolidarios, y el Gobierno pretende seguir reduciendo la movilidad a pie tras observar una nueva caída de los viajes en transporte público.

Es España sigue llegando material sanitario, en concreto, en la jornada de hoy ha llegado de China avión con 120.000 test para sanitarios y cuerpos de seguridad, una noticia que contrasta con la polémica retención en Turquía de un pedido de respiradores, que ha creado un cisma en los diferentes partidos políticos.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación han advertido que si la transacción para la llegada de esos 150 respiradores a España no se produce, "la empresa turca deberá devolver la cantidad pagada".