EFEValencia

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que la ruta de la recuperación económica tras la crisis provocada por la pandemia "está trazada" y lo que queda es "ponernos en marcha" con participación "activa y entusiasta" de todos, en un acto en el que ha destacado que las vacunas podrían estar en seis meses, en mayo, fecha hasta la que estará vigente el estado de alarma.

Durante la presentación en Valencia del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española financiado por la Unión Europea, Sánchez ha pedido "la misma disciplina colectiva" que en la primera ola de la pandemia para doblegar la curva de contagios actual, y ha defendido que el estado de alarma da la cobertura legal para actuar los próximos seis meses, tiempo en que se estima que se podrá contar con vacunas ante la covid-19.

Ha avanzado además algunas reformas legislativas para que los fondos que lleguen de Europa puedan gestionarse de forma "eficiente y efectiva, sin perder ni un segundo".

Así, Sánchez ha afirmado que se modificarán la leyes de contratos del sector público, de subvenciones y de régimen jurídico del sector público para modificar aquellos aspectos "que suponen un obstáculo" a la hora de ejecutar los recursos europeos.

También ha destacado que el acuerdo es "la única alternativa que nos podemos permitir en la situación actual y la única que el país se merece", y ha reclamado un acuerdo que permita aprobar los Presupuestos del Estado "a tiempo" porque "si España acuerda, España gana".

En un acto en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, Sánchez ha detallado, ante representantes empresariales y sindicales, de la sociedad civil y políticos, las principales líneas de este plan de inversiones, asociado a los primeros 72.000 millones de euros de la Unión Europea.

BERLANGA Y SU "MR. MARSHALL"

Sánchez ha recordado que en 2021 se celebra el año Berlanga y ha destacado que en esta ocasión no ocurrirá como en la película del cineasta valenciano "Bienvenido Mr. Marshall", en la que mostraba satíricamente cómo "el coche de la recuperación pasó de largo" de España.

Hoy, ha dicho, "el coche de la recuperación no viene del otro lado del Atlántico, sino que es Europa la que lo ha puesto en marcha", y 2021 "debe ser el año en que este coche ya no pasa de largo sino que se detiene y sube a España a bordo".

ACUERDO PRESUPUESTARIO

Sánchez ha destacado que los Presupuestos Generales del Estado para 2021 contienen un "adelanto inédito de 27.000 millones" del plan de recuperación nacional, y ha destacado la importancia de que éstos estén aprobados "antes de final de año" para que estas inversiones puedan arrancar.

En clave valenciana, ha asegurado que estas cuentas contemplan inversiones trascendentales para la Comunitat por valor de 1.200 millones de euros, un 57 % más que los presupuestos de 2018, y el 9,6 % del total regionalizado.

Sánchez ha considerado que no hay alternativa a estos presupuestos, y ha pedido "trascender la miopía" y las "líneas rojas", y alcanzar un acuerdo que permita sobreponernos de este momento de "zozobra y desasosiego" para convertirlo en una "oportunidad de avanzar".

ENVIDIA POR LA "VÍA VALENCIANA"

En este sentido, ha mostrado "algo de envidia" por la "vía valenciana" ante la pandemia y sus consecuencias, que contrasta con la vía de la "provocación constante", que hay que abandonar "de una vez por todas, definitivamente, en el conjunto del país".

Según Sánchez, la vía valenciana demuestra que el acuerdo entre fuerzas políticas "es posible" y es "la única alternativa que nos podemos permitir en la situación actual, la única que este país se merece".

ARMONIZACIÓN FISCAL

El president de la Generalitat, por su parte, ha propuesto a Sánchez caminar hacia la armonización fiscal y corregir con urgencia la insuficiencia de la financiación autonómica, para así reducir la desigualdad entre ciudadanos en función del territorio de España que habiten.

Sobre el Plan de recuperación, ha explicado que la Comunitat aspira a captar un mínimo de 14.000 millones de euros en seis años, que se traducirán en la creación de 90.000 empleos los próximos tres años y de hasta 160.000 hasta 2026.

Puig también ha pedido, ante la segunda ola de la pandemia de coronavirus, que las comunidades autónomas actúen como lo que son, como Estado, y guiadas solo por el "interés general", porque no es posible estar en la "queja permanente".

Al acto, que tenía un aforo limitado a 45 personas, han asistido los presidentes de la CEV, el Consejo de Cámaras y AVE, los dirigentes autonómicos de UGT y CCOO, así como representantes de las empresas Vectalia, Stadler, Dulcesol, Pamesa, Libertas, Istobal, Iberdrola y BP Oil.