EFEMadrid

La sanidad pública está preparada para actuar ante cualquier eventualidad que se pueda producir ante el nuevo coronavirus detectado en China y que ya ha causado la muerte de 17 personas, aunque el riesgo de introducción del virus en España "en este momento se considera muy bajo".

De la misma forma se considera "muy bajo" el impacto que supondría para la salud pública en caso de detectarse un caso importado.

Lo dicen las autoridades sanitarias españolas y el nuevo ministro, Salvador Illa, quien en su primera intervención pública tras tomar posesión de la cartera de Sanidad ha asegurado que el Ministerio está "muy pendiente" de la situación y ha trasladado su confianza en el sistema de coordinación de alertas sanitarias.

"Nuestro país cuenta con recursos y con un buen sistema de coordinación con las comunidades autónomas y estamos preparados para actuar ante cualquier eventualidad", ha afirmado el ministro.

No obstante, todas las miradas están puestas en Ginebra, donde un Comité de Emergencia de la OMS formado por 16 expertos en control de enfermedades epidémicas decidirá sobre las siete de esta tarde si declara una emergencia internacional por este brote de neumonía de Wuhan, en el centro de China, causado por este coronavirus similar al del síndrome respiratorio agudo y grave (SARS).

La emergencia internacional podría conllevar restricciones al viaje a lugares foco del contagio, además de recomendaciones a terceros países para prevenir una expansión del brote.

España, no obstante, no dispone de aeropuertos con vuelos con conexión directa a Wuhan y esta ciudad no es un destino turístico frecuente, aunque se prevé en las próximas semanas un incremento de viajeros hacia y procedentes de China por las festividades del Año Nuevo Chino.

Dentro de Europa, sí tienen vuelos directos con esa ciudad china Francia, el Reino Unido e Italia.

Los responsables del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad están actualizando periódicamente sus informes en relación a la situación del brote, y son accesibles para el público en general a través de este enlace: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/alertActu.htm

En su última actualización, el Ccaes detalla que Sanidad ha informado a las autoridades aeroportuarias sobre la situación para que "estén preparadas en caso de que sea necesario activar el procedimiento de actuación establecido para los puntos de entrada".

La Subdirección General de Sanidad Exterior ha sido la que ha informado a las autoridades aeroportuarias, y también lo ha hecho a los centros de vacunación internacional, para que den las recomendaciones oportunas a los viajeros.

Los técnicos están elaborando un protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos sospechosos, además de un documento de preguntas y respuestas para la comunicación con los ciudadanos.

Los especialistas, como Fernando de Lacalle, miembro de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), hacen hincapié que España está "totalmente preparada" para la contención inicial del virus en el caso de que fuera necesario.

Y en caso de que la OMS activara la alerta sanitaria, De Lacalle aclara que esto no significa que se trate de una enfermedad "gravísima y letal", sino que supondría acelerar las medidas de vigilancia y el estudio del virus, tal y como ocurrió con el virus del Zika.

Sanidad está en contacto con la OMS, el Centro de Control de Enfermedades Europeo y la Comisión Europea, para evaluar los riesgos de la situación y coordinar las medidas de respuesta, y también da cuenta de la situación a las comunidades autónomas.