EFERoma

La región italiana de Sicilia, al igual que la de Campania, obligará a llevar las mascarilla también al aire libre ante el aumento de casos de coronavirus, anunció hoy el presidente de la región, Nello Musumeci.

"Hemos sugerido la obligación de llevar la mascarilla también al aire libre. El decreto del Gobierno lo había eliminado y nos habíamos adecuado, pero los llamamientos de los últimos días no han tenido efecto", explicó el presidente de Sicilia.

Musumeci explicó que no se pueden limitar las actividades económicas porque "Sicilia está ya de rodillas", por lo que las mascarillas son "medidas restrictivas ante aglomeraciones inconcebibles y que habríamos podido evitar con la responsabilidad de todos".

Sicilia registró en las últimas 24 horas, 107 nuevos casos, de los que 90 se detectaron en la capital, Palermo.

Esta región se une así a Campania (sur de Italia) que desde este viernes obliga a llevar mascarillas también al aire libre, y fue introducida la obligatoriedad en las calles del centro histórico de la ciudad de Génova (noroeste) hasta el próximo 4 de octubre.

"Es necesario restablecer inmediatamente el comportamiento responsable, más aún con la apertura de escuelas. Si queremos evitar cierres generalizados, se requiere el máximo rigor", agregó el presidente de Campania, Vincenzo De Luca.

En el resto de Italia, las mascarillas son obligatorias en interiores durante el día y al aire libre entre las 18.00 de la tarde y las 6.00 de la mañana si se está en una zona concurrida.

Italia comunicó este viernes 1.912 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas, la mayor cifra desde que concluyó el confinamiento y 20 fallecidos.

Por lo que la cifra total de casos es de 306.235 desde el 21 de febrero, cuando se detectó el primer caso en el país y la cifra total es de 35.801.

El líder del gubernamental Partido Demócrata, Nicola Zingaretti, advirtió hoy que "sin respeto de las reglas se termina con volver a estar confinados"

Tendremos éxito si seguimos cumpliendo con las reglas anti-COVID. No debemos pensar que bajar la guardia acelerará la salida de la epidemia", agregó el también presidente de la región del Lacio.