EFEPekín

La COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus de Wuhan, dejó en China 406 nuevos casos confirmados y 52 muertes más a lo largo de la jornada del martes, según informaron hoy las autoridades sanitarias del país.

Estas cifras suponen caídas del 20 % en los nuevos casos con respecto al día anterior y del 27 % en las muertes registradas el martes en comparación con el lunes.

Así pues, el acumulado de fallecidos hasta el momento en China se sitúa en 2.715 y el de casos confirmados, en 78.064, según el último balance ofrecido por la Comisión Nacional de Sanidad, actualizado hasta la pasada medianoche hora local (16.00 GMT del martes).

Del total de casos confirmados, 45.604 siguen activos -de los que el 18,8 %, 8.552 pacientes, se encuentran en estado grave- mientras que 29.745 personas han sido dadas de alta tras superar la enfermedad.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a más de 647.000 personas que tuvieron contacto cercano con los infectados, de los que más de 79.000 siguen en observación.

El número de personas de las que se sospecha que están infectadas por el nuevo coronavirus se sitúa actualmente en 2.491.

La autoridad sanitaria china también hizo hoy público el último balance de la enfermedad en la provincia de Hubei, foco de la epidemia, que acumula hasta ahora el 84 % de los casos y el 96 % de los fallecimientos registrados en China por la COVID-19.

Durante el martes hubo 401 nuevos casos y 52 nuevas muertes en esa provincia; 370 de los contagios y 42 de los decesos corresponden a su capital, Wuhan, donde se cree que surgió el nuevo coronavirus, bautizado como SARS-CoV-2.

Hasta ahora se han registrado 65.187 casos confirmados y 2.615 muertes en Hubei, aunque el número de dados de alta sigue aumentando -2.058 pacientes curados en la última jornada- y se sitúa ya en 20.912.

Entre los 41.660 casos activos en la región, 8.326 se encuentran graves.

Continuando con el desglose por regiones, las cifras oficiales suponen que en el resto de China solo se detectaron cinco nuevos casos durante el martes pero ningún deceso.

Aunque más de una treintena de países cuentan con casos diagnosticados de COVID-19, China acapara en torno al 97 % de los infectados.

Los síntomas de la nueva enfermedad son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).