EFEArgel

La multinacional española TIBA participó este fin de semana en el traslado de un generador de 400 toneladas desde la localidad argelina de Cap Djenet al puerto de Argel con un remolcador "semisumergible" esencial en uno de los megatransportes más grandes e importantes del Mediterráneo.

La maniobra, que arrancó el viernes y concluyó el sábado, sumó la dificultad añadida de que por vez primera se realizó la carga y descarga del generador y el proceso de acople en el propio puerto, como pudo comprobar Efe.

"Las operaciones anteriores se hicieron en el exterior del puerto en pleno mar. Esta es la primera vez que se hace una operación de este tipo dentro del puerto", explicó Mahdi Bulum, director de la filial de TIBA en Argelia.

La empresa valenciana está establecida en el país norteafricano desde el año 2000.

"Ha sido un día muy duro. La operación duró 12 horas sin parar", precisó Bulum.

El primer paso, a pleno sol y con la dureza del Ramadán para los empleados locales, apenas duró media hora: una legión de operarios alemanes separaron la pontona del barco MV Papenburg, procedente de Rotterdam, para unirlo al remolcador español.

Solo entonces empezó la labor de TIBA, cuya misión es recoger el generador, de 400 toneladas y una capacidad de 1.131,1 MW, en Cap Djenet y trasladarlo a Argel, desde donde el MP Papenburg lo llevaría a Holanda para repararlo.

"Es una operación bastante importante ya que es un generador que produce energía para casi 3 millones de personas, con la importancia de que ello requiere mucha especialización y unos medios muy importantes para poder moverlo", explicó a Efe Juan De Castro Chausson, responsable de TIBA.

Chausson recordó que el remolcador español permite acceso al muelle privado que tiene su cliente "para poder luego cargar con un camión auto pulsado en generador a bordo".

"Una vez en Argel, el generador iniciará una singladura de unos 10 días rumbo a Rotterdam (Holanda), donde será descargado y trasladado por tierra a la planta Muelheim de Siemens en Alemania, donde será reparado", detalló.

Fundada en 1975 y perteneciente al Grupo Romeu, TIBA es una multinacional española que opera como transitario y agente de aduanas que ofrece soluciones para el transporte internacional y la logística.

Con una facturación agrupada de 177 millones de euros en 2016 (12 por ciento de incremento respecto al año anterior), está presente en 16 países, cuenta con 45 oficinas y tiene una plantilla en torno a los 750 empleados.

Tras las últimas aperturas en Panamá, Chile, Guatemala, El Salvador y Santo Tomé y Príncipe, tiene previsto seguir su expansión por África, Latinoamérica y España, principalmente.

En cuanto a TIBA Argelia tiene una facturación de millón y medio de euros y es establecida en la capital Argel, así como en la ciudad económica de Orán (oeste) y en Skikda (este).