EFEEl Cairo

El abogado opositor egipcio Jaled Ali denunció hoy al presidente del país, Abdelfatah al Sisi, por haber acordado la cesión de dos islas del mar Rojo a Arabia Saudí a pesar de una sentencia judicial que establece que pertenecen a El Cairo.

Ali presentó hoy ante la Fiscalía General egipcia una denuncia, publicada por el periódico digital Al Bidaia, en la que también demanda al primer ministro, Sherif Ismail, y al presidente del Parlamento egipcio, Ali Abdelaal.

Según el letrado, el Gobierno egipcio está violando la ley porque envío el acuerdo al Parlamento para su aprobación antes de la sentencia definitiva del tribunal sobre el mismo.

El Ejecutivo aprobó la semana pasada el acuerdo, firmado en el mes de abril, y lo envió al Parlamento, lo cual "infringe los procedimientos constitucionales" según Ali.

El pasado 8 de noviembre, un tribunal administrativo rechazó el recurso presentado por el Gobierno egipcio en junio contra un fallo que anulaba el controvertido acuerdo.

Según las autoridades egipcias, las islas Tirán y Sanafir solo estaban bajo la tutela de Egipto desde que Abdelaziz al Saud, el fundador de Arabia Saudí, pidió al país protegerlas temporalmente porque su recién nacido Estado carecía de una fuerza naval en aquel momento.

Los que defienden que las dos islas son egipcias indican que hay documentos históricos que testimonian su pertenencia a Egipto desde antes de la fundación del reino saudí, en 1932.

La firma del acuerdo por Al Sisi desató las protestas más numerosas desde su llegada al poder en 2014, que fueron reprimidas por la policía y se saldaron con cientos de detenidos el pasado mes de abril, y ayer mismo varios manifestantes fueron arrestados cuando protestaban por el envío del pacto al Parlamento.