EFEBarcelona

Unas 150 personas, según la denominada "Comunidad bielorrusa de Cataluña", se han concentrado este domingo en la avenida de la Catedral de Barcelona en protesta por los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto y en contra del presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko.

Siguiendo las indicaciones de la Guardia Urbana de distancia social y con mascarilla por la pandemia de coronavirus, los participantes en el acto, muchos de ellos originarios de Bielorrusia pero también barceloneses, han ondeado banderas y pancartas y han coreado consignas en contra del mandatario.

Asimismo, han recordado con flores a las personas que han fallecido en las últimas semanas y han denunciado la desaparición de otras, tras participar en diferentes movilizaciones en las principales ciudades bielorrusas.

Una portavoz de los concentrados ha indicado a Efe que la convocatoria se ha hecho a través de las redes sociales entre la comunidad bielorrusa que vive en Cataluña, que no llega al medio millar de personas.

Durante el acto, además, se han cantado canciones populares del país, pero el tema que se ha convertido en un himno de la protesta es el titulado "Los muros que deben caer", basado en la canción del cantautor catalán Lluís Llach, "L'estaca".