EFEGranada

Un terremoto de 4,4 grados de magnitud en la escala Richter y epicentro en Santa Fe (Granada) ha sacudido este mediodía Granada capital y su área metropolitana causando un herido leve y daños materiales en viviendas de las zonas afectadas y en un arco histórico del municipio.

Han sido Santa Fe y el municipio vecino de Atarfe, donde se ha registrado el único herido leve -un hombre al que le cayeron cascotes de parte de la chimenea de su vivienda-, las localidades más afectadas por el seísmo.

El seísmo se ha sentido también con mayor o menor intensidad en más de medio centenar de localidades de la provincia como Armilla, Albolote, Churriana de la Vega, Vegas del Genil y Pinos Puente y hasta en Alcalá la Real (Jaén), según el Instituto Geográfico Nacional y el centro de emergencias 112, que recibió cerca de un centenar de llamadas.

La intensidad del movimiento sísmico, muy superficial -a cero kilómetros de profundidad-, ha alarmado a los vecinos del área metropolitana, que han compartido en redes sociales imágenes de viviendas con algunas grietas en las paredes y de supermercados con productos por el suelo debido a la caída de las estanterías.

En Santa Fe, un arco histórico que da acceso al municipio ha resultado dañado, el arco de Loja, que da acceso a la parte sur del municipio, ha resultado con una grieta.

Según han indicado a Efe fuentes municipales, tras detectarse la grieta las imágenes religiosas que había en una hornacina del arco han sido trasladadas para evitar daños.

También en este municipio ha resultado afectado el falso techo de escayola de un pasillo de la planta alta de un colegio, aunque se trata de daños "meramente estéticos, que no afectan a la estructura ni a la cubierta o seguridad" del edificio, según los bomberos.

El Ayuntamiento de Santa Fe ha hecho un llamamiento a la calma a la ciudadanía y ha informado de que evalúa los daños, tanto en el patrimonio histórico municipal como en las viviendas, al igual que está haciendo el de Atarfe, donde se ha producido fundamentalmente la caída de cascotes.

En un comunicado, el consistorio ha instado a sus vecinos a que revisen las viviendas para comprobar algún desperfecto, que en caso de que sea leve deberá ser reportado a través del registro de entrada al Ayuntamiento para su posterior inspección.

En caso de tratarse de daños estructurales de las viviendas, Santa Fe ha instado a sus vecinos a que avisen lo antes posible para que los Bomberos y la Policía Local puedan comprobar la seguridad del inmueble.

El Ayuntamiento también está evaluando todos los bienes patrimoniales del municipio que, a pesar de haber sufrido daños, no son irreparables.

A este fuerte terremoto le han precedido varios en los últimos días con epicentro en Santa Fe -hasta más de una decena desde el miércoles pasado, el último de ellos esta pasada madrugada-, aunque todos de menor magnitud, de entre 1,5 y 2,5 grados.

Esta tarde, minutos después de las 18.00 horas, se ha registrado una réplica también de menor magnitud (3,3 grados), con origen en Santa Fe, según el Instituto Geográfico Nacional y el 112, que ha recibido varias llamadas de este municipio y de Granada capital informando del temblor, ha indicado a Efe.