EFEBruselas

La Comisión Europea (CE) pidió hoy "paciencia" y recordó su disposición a seguir ayudando a facilitar la firma del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA), que continúa rechazando la región belga de Valonia.

"La CE ha trabajado sin fin para llevar las discusiones a un resultado positivo que permita a la UE y Canadá firmar el acuerdo comercial que han negociado", dijo el portavoz comunitario Margaritis Schinas en la rueda de prensa diaria de esa institución.

Añadió que Bélgica "está aún en proceso de establecer su posición, según su procedimiento institucional y de acuerdo con su orden constitucional", y aseguró que el Ejecutivo comunitario respeta ese proceso.

"Ahora nos hace falta paciencia", consideró.

El portavoz añadió que la CE está "lista para seguir asistiendo en todo" para llevar el proceso a buen puerto.

Le corresponde a Bélgica abordar "lo que hay sobre la mesa" después de que el Ejecutivo comunitario haya "contribuido a todos los niveles" para tratar de desbloquear el veto de la región valona, cuyo parlamento regional impidió la semana pasada que los Veintiocho dieran luz verde por unanimidad a un tratado que estaba previsto que se rubricara el jueves 27 de octubre.

Por otra parte, el portavoz jefe de la CE desmintió que el Ejecutivo comunitario haya dado ningún ultimátum para la firma del tratado.

"La CE no tiene costumbre de trabajar con ultimátums o plazos", aseguró.

Indicó asimismo que en la tarde de este lunes tendrán lugar contactos entre el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker; el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro belga, Charles Michel, para hablar de si se mantiene o no la celebración de la cumbre UE-Canadá inicialmente prevista para el próximo jueves.

Fuentes comunitarias precisaron que hay "un trabajo en marcha" para llevar a cabo "aclaraciones sobre el texto con valor jurídico", pero dejaron claro que "no se trata de renegociar el tratado".

Por su parte, el presidente del Parlamento de Valonia, André Antoine, aseguró que no respaldarán la firma del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá.

El líder del Partido Socialista francófono, el ex primer ministro Elio Di Rupo, consideró que harían falta "semanas" para poder negociar las cuestiones que preocupan a Valonia.