EFEMadrid

El diputado de Vox Ignacio Garriga ha achacado a la inacción del Gobierno de Pedro Sánchez las muertes de miles de españoles en la pandemia del coronavirus por protegerse a sí mismos antes de los españoles.

"China debe pagar", ha afirmado Garriga en el debate de la moción de censura presentada por su partido, asegurando que aquellos que permitieron la expansión del coronavirus -al que Vox llama "virus chino" ahora se benefician por la recuperación económica en uve o las imágenes de discotecas abiertas en Wuhan.

Vox ha acusado al Gobierno de inacción: "Mucha gente ha muerto por lo que ustedes no han hecho", ha espetado Garriga, quien ha abierto con su intervención el debate en el Congreso.

El partido de Santiago Abascal ha vuelto a aludir a la manifestación del 8 de marzo como foco de contagio, asegurando que los representantes del Gobierno sí se protegieron con "guantes morados" y gritaron "viva el 8-M" que para Vox "es lo mismo que gritar viva el virus chino".

“Le interesaba al señor Sánchez y le interesa promover sus delirios ideológicos. Fuimos a partidos, a teatros, a actos políticos, a reuniones con amigos porque ustedes eran los responsables de advertir y proteger y pensaron una vez más en sí mismos. Las consecuencias: 60.000 vidas perdidas”, ha exclamado el diputado.

Vox acusa al Gobierno de usar el coronavirus para promover sus "delirios ideológicos" y para avanzar en el control de las instituciones y de "engaño, negligencia y crimen" en su gestión de la pandemia.

Según Vox para el Ejecutivo el "virus chino" ha sido una "oportunidad para avanzar en el control de todas las institucIones del Estado" y la "España confinada" el "escenario perfecto" para "silenciar cualquier crítica" e introducir a "un servidor del régimen bolivariano" en la inteligencia, en referencia al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.