El Minis de Arluy de Logroño se ha proclamado este domingo campeón de la Supercopa de España de Voleibol femenino al derrotar por 3-2 al Fachadas Dimurol Libby's tinerfeño en el partido de vuelta del primer título de la temporada.

Las riojanas sufrieron al máximo para ganar, estuvieron en muchos momentos a merced de su rival, pero al final, con mucho sufrimiento lograron llevarse el último set y así evitar que se jugara otro de desempate.

Emoción

El choque demostró que estas son las dos mejores plantillas de España y tuvo momentos de mucha calidad y emoción para el millar de espectadores que lo presenció en el polideportivo Lobete de Logroño, entre ellos medio centenar de seguidores del equipo canario.

El Fachadas Dimurol fue quien marcó el desarrollo del partido desde el principio, con mucha ambición en cada jugada, lo que le sirvió para agarrarse al partido hasta el final.

Pero los remates de Daniela da Silva y Helia González, y el bloqueo de Pejkovic en la red decantaron el partido.

El equipo canario empezó a dar muestras de sus intenciones ya en el primer set, en el que tras un buen inicio de las riojanas, fue Patricia Suárez la que dominó el ataque del Fachadas Dimurol para hacerse con el set por un ajustado 22-25.

El equipo riojano comprendió que no podía dar concesiones y realizó un buen segundo set, con la norteamericana Nicole Edelman muy efectiva; así las de Logroño igualaron el partido 25-18 de parcial.

Pero justo después el Minis de Arluy realizó el peor set en mucho tiempo, con sus jugadoras descentradas e incapaces de darle la vuelta a un marcador en el que los remates de Isabel Fernández y Mame Diouf decantaron el marcador, que en pocos minutos llegó al 8-25 que ponía en ventaja a las tinerfeñas.

Reacción del campeón de la Superliga

El campeón de la Superliga estaba obligado a reaccionar si quería ganar el partido y lo hizo con mucho sufrimiento.

El Minis logró ponerse en ventaja con 9-8 en el marcador y ya no la perdió en ese cuarto set, aunque siempre sus ventajas fueron muy cortas.

Con el choque igualado a dos sets el Minis quiso marcar territorio y regresó al campo muy centrado y comandado por Helia González, (5-2) para acercarse al título.

Pero de nuevo el equipo tinerfeño reaccionó de la mano de Diouf y de Patricia Suárez, empeñadas en forzar el desempate.

El marcador volvió a igualarse (7-7) y entonces fueron Daniela da Silva y Amelia Portero las que devolvieron el aire a las riojanas (10-7).

Decisiva Edelman

Desde entonces los nervios dominaron a todas las jugadoras, que se repartieron errores en el remate, algo que beneficiaba más al equipo local , que, no obstante, se vio de nuevo "apurado" con 12-11, 13-12 y 14-13 en el marcador, hasta que Edelman finalizó un punto muy duro para que su equipo levante el primer título del año del voleibol femenino español.

practicodeporte@efe.es