La nadadora con discapacidad intelectual Michelle Alonso ha vuelto a protagonizar una gesta por la inclusión en el deporte se refiere, ya que ha repetido participación en un Campeonato de España Absoluto, en la sevillana Mairena de Aljarafe, y logró clasificarse para la final B.

Como ya hiciera en abril en el Open de Primavera, la tinerfeña ha competido de nuevo con nadadoras sin discapacidad y su actuación ha sido más que notable, resalta el Comité Paralímpico Español (CPE).

En la series clasificatorias de la prueba de los 50 metros braza, Michelle obtuvo el decimoquinto mejor tiempo (33.59) de un total de 38 participantes, consiguiendo así el billete para la final B. Ya en dicha final de consolación, la nadadora del Club Ademi Tenerife no pudo mejorar su marca, y con un crono de 34.11 finalizó en octava posición.

Objetivo: el Europeo Paralímpico

Esta participación en un Campeonato de España Absoluto, a parte del valor intrínseco que tiene respecto a la inclusión y la superación, ha servido para que Michelle prepare de forma intensa el Campeonato de Europa de Natación Paralímpica que se disputará el próximo mes de agosto en Dublín. Precisamente porque ése es su gran objetivo, la tinerfeña no llegaba en el momento óptimo de forma a Mairena.

Ahora, la nadadora de la selección española se desplaza a la concentración de la Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad en el CAR de Madrid para posteriormente viajar el sábado a París a los Juegos Europeos de Deportes de Personas con Discapacidad Intelectual.

Allí, Michelle tomará parte en seis pruebas individuales y siete de relevos en lo que será la puesta a punto final para la importante cita de Dublín.

La ‘sirenita’ canaria, tal como se le conoce y con ese nombre se presenta en las redes sociales, ganó dos medallas de oro en los 100 metros braza para discapacitados intelectuales en los Juegos Paralímpicos de Londres y Río de Janeiro, ahora sus sueños ya miran a Tokio 2020.

practicodeporte@efe.es