La regatista mallorquina Maria Perelló (Club Náutico Arenal) demostró este miércoles su supremacía al revalidar el título de campeona del mundo de la clase Optimist.

Perelló se impuso al resto de la flota femenina y repitió en Chipre la victoria en el campeonato del mundo que ya había conseguido en 2017 en Tailandia, informan la federación española de este deporte (RFEV) y su club Náutico Arenal.

Perelló terminó la competición en la decimocuarta posición de la general absoluta y fue la mejor fémina del campeonato. La mallorquina quedó a solo once puntos del top 10 mundial y consiguió una ventaja de 24 puntos sobre la segunda regatista mejor clasificada.

Pau Mesquida, compañero de Perelló en el Club Náutico Arenal, compitió junto a la bicampeona del mundo en el grupo oro del campeonato que se disputó en Chipre. Con un total de once mangas completadas, Mesquida terminó en el puesto 30 de la general.

Por su parte, Manuel Álvarez-Dardet (Club Náutico Puerto Sherry) obtuvo la primera posición del grupo plata mientras que Nacho Baltasar (Club Náutico Sa Ràpita) fue tercero en este mismo grupo. Alberto Morales (Real Club Náutico Arrecife) compitió en el grupo bronce y quedó primero de su grupo.

Bronce por equipos

Además del oro individual de Perelló, los regatistas españoles consiguieron hace unos días la medalla de bronce en el campeonato por equipos. En sus primeros enfrentamientos se impusieron ante China y Chile pero cayeron frente a Italia, quedando a las puertas de disputar la gran final que se decantó a favor del equipo de Tailandia. En la lucha por el bronce España le ganó la partida a Estados Unidos.

El equipo español de Optimist ha estado comandado por el entrenador nacional Adrià Barceló.

practicodeporte@efe.es