La atleta Anna Comet, campeona de la primera edición intercontinental de Eurafrica Trail, se propuso “romper tabúes sociales” durante los nueve meses del embarazo al practicar deporte hasta la misma semana del nacimiento de su primer hijo y retomar la actividad en cuanto pudo.

"Me propuse normalizar la figura de una mujer corriendo embarazada porque yo no entiendo la vida sin deporte", reflexionó Comet en una entrevista difundida por el equipo de comunicación de Eurafrica Trail.

Anna Comet pospuso la maternidad hasta el pasado agosto. Fue entonces cuando nació Gil tras un viaje de 9 meses que la catalana aprovechó para “romper tabúes sociales” acerca del embarazo.

"Yo no quería convertirme en un ejemplo, pero sí romper estos tabúes sociales. En Instagram hay mucha gente que me apoya y también que me aplasta con los comentarios que me hace. No está bien vista una mujer con una barriga corriendo", valoró la catalana.

En cambio, Anna Comet destacó que sí "puedes ver a una mujer con una barriga comiendo 'fast food'". "Científicamente está estudiado que la actividad física es buena para la madre y para el futuro bebé del mismo modo que científicamente está estudiado que fumar o beber alcohol durante el embarazo es malo. Yo me propuse normalizar la imagen de una mujer corriendo embaraza", apuntó.

Asesoramiento médico

La atleta desveló que se informó mucho sobre si hacer deporte "era bueno o no era bueno" durante su embarazo. "Tuve la suerte de tener una ginecóloga increíble, que me ha ayudado mucho en este aspecto porque era muy abierta y con bastante coherencia en este aspecto", reveló.

"Me asesoré, además, con médicos y con una fisio y como mi embarazo era totalmente normal, sin ningún tipo de riesgo, pude estar muy activa. Parí un viernes y el martes de esa semana todavía corrí 10 kilómetros. El deporte siguió formando parte de mi vida. Es que, de hecho, no entiendo la vida sin el deporte", confesó.

Hace solo un mes que nació el pequeño Gil y Comet reconoció que aún se está "adaptando a la situación". La vida te da un giro bastante importante, pero me voy dando cuenta a medida que van pasando los días de que también poco a poco va volviendo todo a la normalidad. Es decir, vamos encontrando nuestros espacios tanto para seguir trabajando como para seguir entrenando. Poco a poco nos estamos poniendo en nuestro lugar", resaltó.

"Yo he tardado mucho en tener un hijo y en parte por mi carrera deportiva. Estaba viviendo un buen momento deportivo y no quería cortarlo. Pero llega un momento en que te das cuenta de que lo cortas un año y que con esfuerzo puedes volver a ello. Ese momento llegó el año pasado", señaló.

Vuelta a la normalidad

Después del embarazo, Comet va cogiendo nuevamente el ritmo de competición con rodajes en bicicleta y sesiones de natación, a la espera de recibir el visto bueno para empezar a correr.

La campeona de la primera edición intercontinental de Eurafrica Trail tiene previsto participar en otras carreras de montaña por etapas en 2019 y no descarta regresar al Territorio Eurafrica para debutar en la #VisitGibraltar Vertical Race. “Creo que esa etapa es la guinda al pastel”, aseguró.

"A nivel físico no estoy mal, pero correr es otra cosa. Hay que estar seguro de que está todo en su lugar, de que todo está bien puesto, porque si no puede pasar factura en el futuro por pérdidas de orina o por problemas en el útero", comentó.

Por ello, la catalana no se pone una fecha de regreso a la alta competición. "Voy a ir viendo cómo va. Para volver a competir no me he puesto fechas pero será en cuanto pueda, porque tengo un mono muy grande", reveló.

"La meta es volver a competir a tope. De hecho, mi idea es hacer la Maratón de Sables en 2020 y el gran objetivo para el año que viene es la Transrockies, que es una carrera de 6 etapas en Estados Unidos. Eso será en agosto de 2019 y antes ya estaré compitiendo", adelantó.

practicodeporte@efe.es