La atleta Concha Montaner se despidió este lunes del atletismo en activo, tras veinte años dedicada a este deporte, en el que se ha convertido en una leyenda del salto de longitud, con cuatro Juegos Olímpicos a sus espaldas.

La valenciana dijo adiós en un acto celebrado en la sede de la Fundación Trinidad Alfonso, en la que estuvo rodeado de familiares y amigos, pero sobretodo por admiradores de una gran deportistas ejemplo de superación y constancia.

Uno de esos amigos, David Casinos la definió muy bien en la redes sociales: "Hoy muchos jóvenes soñarán con tus saltos, construyendo cada día en el tartán y en la arena lo que nos dejas, el atletismo moldea a las personas y deja campeonas como tú".

Carrera para enmarcar

A sus 37 años, reconoció que sólo se da uno cuenta de lo que consigue cuando "te retiras", al tiempo que destacó la suerte de que no sea el atletismo quien la dejara a ella, sino que es la saltadora quien elige dejar la competición.

Ahora, apuntó, es cuando se da cuenta de todo lo que ha conseguido dentro del deporte. Desde aquel oro en el Mundial sub-20 en Chile 2000, pasando por el bronce en el Mundial en pista cubierta de Moscú en 2006, la plata en el Europeo en pista cubierta de Birmingham de 2007 o los 18 campeonatos de España ganados.

Montaner lamenta que todavía no exista una igualdad entre el deporte masculino y el femenino

"Ahora veo los sueños y objetivos que he ido consiguiendo porque cuando estás en activo solo estás centrada en el próximo reto", argumentó la atleta que formó parte de los tres grandes equipos que ha tenido el atletismo de la Comunidad Valenciana en estas dos últimas décadas.

Y es que Montaner formó parte del Atletismo L'Eliana, donde comenzó a despuntar, en dos tramos de su carrera, además de militar en el  Valencia Terra i Mar y en los últimos años, en el Playas de Castellón.

https://www.youtube.com/watch?v=3lS1GWlROJ0&feature=youtu.be

Desigualdad en el deporte

Entre los lamentos, la saltadora valenciana mencionó no haber superado la barrera de los siete metros, aunque estuvo muy cerca con los 6,92 que consiguió en 2005 en Madrid, así como que siga existiendo desigualdad entre hombres y mujeres en el deporte.

Montaner insistió en que "por mucho que la prensa saque ahora alguna portada, la desigualdad sigue existiendo, las mujeres no llenamos periódicos y aún no estamos al 50-50".

Por contra, sí elogió la evolución del deporte español, que ya no se limita a las pruebas de fondo o medio fondo, sino que "ahora los atletas españoles compiten en más pruebas, nos atrevemos con la velocidad, los saltos o el lanzamiento".

Ahora, una vez que dice adiós a la alta competición, y teniendo claro que nunca dejará el atletismo, se dedicará a ayudar a los niños en el club donde empezó, el CA L'Eliana, y "a dedicar tiempo a mi familia, a la que se lo he robado durante muchos años".

practicodeporte@efe.es