La española Carolina Marín ya está en los cuartos de final del torneo de bádminton de Hong Kong, que se está celebrando esta semana, apenas unos días después del Open de China.

La campeona olímpica en Río ha hecho los deberes con facilidad en sus dos primeros encuentros. En el debut no tuvo problemas para imponerse por 2-0 a la tailandesa Busanan Ongbamrungphan por 21-10 y 21-18, mientras que este jueves ha hecho lo propio ante la canadiense Michelle Li (21-14 y 21-8).

No ha cedido un set

Han sido dos partidos con un guion bastante similar, siempre con Carolina Marín mandando y gobernando los partidos con cierta facilidad. Especialmente bueno ha sido el segundo set ante Li en el que la española ha demostrado todo su potencial y ha mandado el mensaje de que la derrota en semifinales de China fue solo un accidente y que ahora está en Hong Kong con el único objetivo de llevarse la victoria.

Más sufrido fue el segundo parcial ante la jugadora tailandesa, que obligó a la española a sacar su mejor versión para poder resolverlo por 21-18 en un set, pero lo más importante es que sigue avanzando con autoridad, no ha cedido ni un set y llegara a las últimas rondas llena de confianza.

Si Tzu Ying Tai, número uno del mundo, gana en octavos será la próxima rival de Carolina Marín

Pero el Everest empieza ahora a partir de los cuartos de final. La tricampeona del mundo ha llegado como quinta jugadora del mundo a este evento y el sorteo del cuadro no fue demasiado benévola con ella, pues si Tzu Ying Tai, número uno del mundo, gana su duelo de octavos de final, ella será la rival de Marín en el encuentro de este viernes.

También siguen en el torneo la japonesa Yamaguchi y la india Sindhu Pusarla, la segunda y la tercera jugadora del ránking.

practicodeporte@efe.es