La jovencísima combinera María Vicente ha sido la gran protagonista del fin de semana atlético en Antequera, en el que se ha proclamado campeona de España de pentatlón, batiendo el récord de España y logrando marca personal en todas las pruebas en las que ha competido.

Junto a la nuevo explosión del futuro del atletismo español, que sigue creciendo día a día sin descanso, han sido muchos los momentos vibrantes que se han visto en Antequera este sábado y este domingo.

Otra de las historias la ha protagonizado la quinceañera Salma Paralluelo, que ha sido capaz de acabar tercera en la final de 400 metros, tras Laura Bueno y Auri Bokesa, consiguiendo la mínima para el Europeo y batiendo el récord de España sub-23.

En esta jornada dominical, Jesús Gómez también ha tenido su cuota de protagonismo con su extraordinario triunfo en la final de los 1.500 metros, en la que ha superado al medallista en el pasado Mundial de Birmingham Saúl Ordóñez, que ha reconocido que su rival ha "sido superior".

Husillos, campeón

Óscar Husillos, que el año pasado ganó en Valencia el título de 200 con récord de España (20.68) no dejó la menor opción a Lucas Búa en la final de 400. El palentino tomó en cabeza la calle libre, pasó el 200 en 21.85 y ganó con 46.37, dos metros por delante del toledano, que logró mínima europea con 46.62.

En 800 el murciano Mariano García, que ya era campeón de España sub-23, sometió al gran favorito y defensor del título, Álvaro de Arriba, con un parcial de 52 segundos en el último 400. Su ataque sorprendió muy retrasado al salmantino, que volvió a pagar con la derrota su exceso de confianza.

La final femenina de 800 fue la más lenta desde 1975, al ritmo marcado por la nueva campeona, la investigadora barcelonesa Zoya Naumov: 35.95 el 200; 1:16.73 el 400, 1:51.37 el 600. Ganó con 2:18.49, el peor registro ganador en 44 años. Adriana Cagigas (2:18.95) y Natalia Romero (2:18.99) subieron con ella al podio.

Yunier Pérez, otra vez lesionado

Al día siguiente de cumplir 34 años, Yunier Pérez, nacido en Cuba, buscaba su primer título español, el de 60 lisos, después de estar un año sin competir por la rotura de tendón de aquiles que sufrió en febrero de 2018 en el mitin de Madrid.

Pero un murciano de 19 años se cruzó en su camino: Sergio López, que ya era campeón sub-23, corrió más que nunca (6.69) para obtener su primera corona absoluta. Yunier, segundo con 6.71, abandonó la pista lesionado, una vez más. El defensor del título, Arian Olmos, quedó fuera por salida falsa (88 milésimas, el límite es 100).

Torrijos, campeón y al Europeo

Pablo Torrijos, único español que ha saltado más de 17 metros en triple, lloró de alegría cuando en su segundo turno se alargó hasta los 16,61 una marca que le garantizaba los Europeos de Glasgow. Luego no mejoró. Le acompañaron en el podio Sergio Solanas (16,40) y Ramón Adalia (15,90).

En el círculo de peso, Úrsula Ruiz logró su décimo título consecutivo con su mejor lanzamiento del año (17.14, mínima europea). Es la atleta española en activo con más victorias.

practicodeporte@efe.es