El Senado ha aprobado el dictamen de la Comisión de Justicia sobre la Proposición de Ley Orgánica de modificación del Código Penal en materia de imprudencia en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor y la sanción del abandono del lugar del accidente tras la iniciativa de Anna González, #PorUnaLeyJusticia.

El Senado ha aprobado este miércoles el dictamen de la Comisión de Justicia sobre la Proposición de Ley Orgánica de modificación del Código Penal en materia de imprudencia en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor y la sanción del abandono del lugar del accidente tras la iniciativa de Anna González, #PorUnaLeyJusticia.

Han sido años de trabajo y mucho esfuerzo, de llamar a muchas puertas, muchas que se cerraron y alguna que se abrió, hasta llegar a este miércoles en el que la Cámara Alta hizo suyas las propuestas presentadas por esta iniciativa, apoyada por la firma de más de 326.000 ciudadanos.

Tras la votación, que contó con 22 votos a favor, y 17 en contra, la mayoría de senadores ovacionaron la aprobación de esta iniciativa.

Con esta iniciativa, se aumentará las penas por atropellos y tipifica el delito de omisión de socorro para quienes huyan tras causar lesiones o muerte a ocupantes de las vías públicas y carreteras.

#PorUnaLeyJusta

Y es que así, se cumplen los objetivos por lo que Anna González ha luchado en los últimos tres años a través de su campaña en Change.org #PorUnaLeyJusta, que ha contado con el apoyo de más de 326.000 personas y de todos los Grupos Parlamentarios en el Senado a excepción de Unidos Podemos.

Dicha reforma del Código Penal prevé que los conductores que causen accidentes con muertos o heridos se enfrentarán hasta a nueve años de cárcel si ocasionan varios fallecidos o hasta cuatro años de prisión si abandonan el lugar del siniestro.

Pero no solamente se queda ahí porque se van a redefinir los supuestos de imprudencia grave e imprudencia menos grave, de tal forma que en la primera de las figuras se incluye la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas o con exceso de velocidad y las penas podrían elevarse uno o dos grados más si el conductor causa la muerte o lesiona a dos o más personas, de manera que el máximo sería nueve años de cárcel si el número de fallecidos fuera “muy elevado”.

Para la segunda de las figuras que se redefine, la imprudencia menos grave, será el juez el que estipule si el accidente se produjo por una infracción grave de las normas de tráfico y en caso afirmativo, los conductores que causen lesiones que requieren tratamiento médico o quirúrgico serán castigados con una multa de tres a 12 meses y hasta 18 meses si causare homicidio.

Reforma del Código Penal

El texto incluye como novedad la creación del delito de abandono del lugar del accidente que estará penado con entre seis meses y cuatro años de prisión, y de uno a cuatro años sin conducir si el conductor huye tras causar un accidente mortal o con lesionados.

Esa condena bajaría a penas de tres a seis meses de cárcel y de seis meses a dos años sin conducir si la causa del accidente fuera fortuita.

practicodeporte@efe.es