Lydia Valentín volvió a protagonizar otra jornada muy especial, como no puede ser de otra manera cuando le entregan una medalla, de oro,  la de los Juegos de Londres 2012, que debería tener en su poder desde hace casi siete años, y que significa un paso más en la historia de esta mujer, que no deja de enriquecerse.

En un acto, en el que el Comité Olímpico Español quiso dar una especial relevancia a la familia de la levantadora leonesa, Alejandro Blanco entregó la medalla de oro de los Juegos de Londres 2012, a destiempo, no por su culpa sino por la terrible culpa del dopaje.

Con el tiempo se demostró que Lydia Valentín fue la mejor aquel agosto en la prueba de halterofilia, categoría de 75 kilogramos, y que une a sus otros metales olímpicos, como la plata de Pekín 2008, también llegó con mucho retraso, y el bronce, que sí se colgó en fecha y lugar adecuado, en Río 2016.

En su intervención, Valentín se mostró contundente. Se trata de un acto "de justicia" porque "la única verdad que hay, la de que en el deporte hay unos valores y no puedes hacer lo que te dé la gana".

Por ello, incidió, "si no respetas las normas te tienes que echar a un lado y vas a ser sancionado", al tiempo que consideró que los que hacen trampas "no son deportistas. Se convierte en un circo y cuanto más lejos, mejor".

La leonesa aprovechó también para postularse como abanderada del equipo olímpico español en los Juegos de Tokio, para lo que va a "rezar".

Leyenda del deporte español

Blanco destacó en el acto la figura de la deportista española que "con coraje, trabajo y paciencia" se ha convertido en "la mejor del mundo. Y lo mejor es que siempre has sido tú. Eres una leyenda del deporte español y entras tu historia se escribe con letras de oro".

Por su parte, María José Rienda, presidenta del Consejo Superior de Deportes, destacó que Valentín es "un icono" del deporte español, que ha roto "estereotipos" y que ha hecho vibrar a todos. " Eres un ejemplo dentro y fuera de España", apuntó.

En el acto de entrega de la medalla también estuvo el presidente de la Federación Internacional de Halterofilia, Tamás Aján, quien señaló que Lydia es "una campeona y una gran persona" y también "un referente que nos llena de orgullo y le deseo lo mejor en el futuro".

practicodeporte@efe.es