La selección masculina de rugby 7 ha concluido en la decimotercera plaza el torneo de Vancouver (Canadá), sexta parada de las Series Mundiales, después de una última jornada en la que ha caído ante la selección y se ha impuesto a Chile y Japón para concluir.

Este evento ya ha pasado a la historia, pues ha sido en Vancouver donde España ha logrado la primera victoria de su historia ante la todopoderosa selección de Nueva Zelanda, el mejor equipo de rugby del mundo.

Pol Pla fue el héroe contra Nueva Zelanda, anotando el ensayo definitivo en el último segundo

Lo hizo en la jornada de sábado tras un encuentro espectacular y que se resolvió en el último segundo gracias a un ensayo de Pol Pla, sin embargo, ese triunfo no sirvió a España para pasar a los cuartos de final, ya que tuvo un grupo muy complicado y no pudo superar a Australia y Francia.

Ya esta pasada madrugada de domingo, la selección pagó el desgaste en el primer partido y cayó con gran autoridad ante la selección canadiense, los anfitriones (7-33), mientras que poco después sí fue capaz de derrotar a Chile (28-12) y Japón (15-10), para terminar en la décimo tercera posición.

Jornada final complicada

Mientras que el choque ante Canadá fue un verdadero suplicio para los españoles, el equipo de Pablo Feijóo fue capaz de recomponerse y terminar ganando los dos últimos duelos ante Chile,de forma mucho más cómoda, y frente a Japón, de manera más justa.

Este decimotercer puesto en la etapa canadiense, sexta de las diez que componen las Series Mundiales, permiten a España sumar 3 puntos, con los que ya totaliza 42 que la sitúan en una cómoda undécima plaza en la clasificación general.

practicodeporte@efe.es